• Foro Abierto; España: Cataluña, la Diada por la república

La celebración este 11 de septiembre del Día de Cataluña —Diada— ha servido al independentismo catalán para mostrar músculo y confirmar que sus aspiraciones no son coyunturales.

Según la Guardia Urbana, cerca de un millón de personas ha salido a las calles de Barcelona para exigir la secesión y la libertad de los políticos separatistas presos o fugados que organizaron el referéndum del 1 de octubre de 2017 y proclamaron unilateralmente la república catalana. Los manifestantes se pronunciaron asimismo contra la Justicia, el Gobierno y la Corona españoles.

En la mente de todos parecía estar el vaticinio de un otoño caliente en el camino hacia la concreción de una república, como ya han advertido desde el entorno independentista, aunque pocos esconden las divergencias de fondo que existen entre los diferentes partidos y organizaciones proclives a la ruptura con España. Mientras se afianza en el discurso de Esquerra Republicana y Junts per Catalunya la idea de un referéndum acordado, la Candidatura d’Unitat Popular y los Comités de Defensa de la República ven en esa opción algo inasumible.

Alejandro López de Miguel, periodista del diario digital Público, valora positivamente los cambios y los pequeños pasos que está dando el nuevo Gobierno español: “Hay un deshielo de la situación y el Sr. Torra mantiene parte de su discurso, pero se queda en el límite. Mientras, la derecha está ‘echando napalm’ y quitando lazos amarillos. El PP está dejando claras cuáles son sus prioridades y por eso sólo tienen cuatro diputados en Cataluña. Aunque poco se sabe de la propuesta de Pedro Sánchez, tanto él como Torra tienen ambos poco espacio de maniobra”.

Ramón Soldán, coordinador de Esquerra Republicana de Cataluña en el Congreso de los Diputados, dice que “el 11 de septiembre se ha visto que el independentismo está consolidado en Cataluña, a pesar de la violencia policial del año anterior. A las manifestaciones del 11 de septiembre sólo vamos los independentistas que conmemoramos la pérdida de las libertades nacionales catalanas con la entrada de las tropas de Felipe V. Los demás no se sienten interpelados por esa fecha. Los actos los organizan las instituciones elegidas democráticamente. Nosotros estamos hablando de república, de un proyecto político que gran parte de la sociedad catalana entiende que el Estado español no ha sabido resolver”.

Manuel Gómez, jurista y analista, expresa que “hay un 50 % de catalanes, al menos, que no está de acuerdo con el proceso secesionista. Los ausentes a los que se refiere la alcaldesa de Barcelona no lo están por cuestiones políticas sino por haber cometido delitos graves, como el de rebelión. España es un Estado de derecho cuyo ordenamiento jurídico deben respetar especialmente los cargos de las administraciones. El nacionalismo catalán es excluyente, tiende a imponer sus criterios a los demás, en detrimento de otros catalanes a los que muestran cierto desprecio”.

Manuel Cabrera, educador social y analista, cree que “seguimos constatando el empeño de los separatistas de mantener una sociedad dividida, sólo que ahora hay un Gobierno del PSOE que no defiende la unidad de España como hacía el PP. La Diada ha dejado de representar a toda la sociedad catalana. Cada vez que hablamos de Cataluña sólo nos referimos al desafío independentista y no hablamos de la educación, de la sanidad, de las políticas sociales, con un Parlament cerrado y un gobierno autónomo que sólo piensa en su deriva secesionista”.

kmd/mla/hnb

viernes, 14 de septiembre de 2018 11:25
Comentarios