• Detrás de la Razón: EEUU y Rusia, perdidos ante China, la guerra militar del 5G
lunes, 14 de enero de 2019 21:06

La tecnología 5G dará inicio a una nueva civilización incluso, no se trata de una nueva generación de celulares, sino incluso una nueva forma de vivir.

Ciudades inteligentes, coches sin chofer, cocinas automáticas, edificios pensantes, drones, quirófanos, lavadoras de ropa, refrigeradores, calles, sistemas de agricultura, todo conectado a una misma red donde la velocidad y la capacidad de datos será increíble.

Alertan los expertos, algo que parecería ser obvio, quien controle esto, podrá controlar el mundo entero, sus relaciones, finanzas, comercio y estilo de vida, pues todo la infraestructura de estas áreas estará en sus manos.

Más aun, la red será un poder militar nuevo. 5G le dará una infinita gama de características, posibilidades y nuevas cualidades a los ejércitos que la tengan: Inteligencia artificial, respuesta de misiles más rápida, detección del enemigo más eficaz, comunicación más efectiva en el campo de batalla, encriptación más segura, máquinas, armamento y comando central conectados en comunicación masiva.

Haría de la guerra un videojuego, y del control del planeta, el objetivo del juego. Un informe del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos filtrado por la publicación Axios, alerta a Washington que la tecnología 5G es una amenaza para los propios estadounidenses ¿Por qué? Porque quien está a la cabeza en el control e instalación de esta tecnología es China.

Si bien, EE.UU. también tiene 5G, también tiene temor que la industria china invada todo el mundo y controle la red de redes, y quien es la punta de lanza en esto es la empresa Huawei y después ZTE. Es por eso que en los últimos días hemos visto ya una escalada de ataques entre ambas potencias a través de escandalosos arrestos de directivos chinos y empleados occidentales.

¿Cuál es hoy la última arma que tiene Estados Unidos para evitar que China obtenga el mercado mundial en la instalación de redes, antenas, aparatos e infraestructura 5G? Solo tiene dos caminos, o atacar a China con una guerra militar o tratar de frenarla económicamente para que detenga su avance tecnológico.

Es justo lo que estamos viendo hoy, la primera alternativa. Trump aunque parece desquiciado y quizá no sepa cuál sea el resultado, denunció el robo de tecnología y el abuso chino, además de que en los últimos días, el Gobierno estadounidenses junto con sus aliados, han declarado non grata a Huawei porque piensan que es un caballo de Troya, que les está infiltrando puertas traseras en todo lo que vende para después espiarlos masivamente sin que los gobiernos puedan detener a China.

Más porque China aprobó una ley que obliga a las empresas de comunicación chinas a que cooperen con los servicios de inteligencia del Gobierno chino. China por su parte contestó contundente: “Instamos a las partes relevantes a que pongan fin a las invenciones sin base y a las restricciones sin razón a Huawei y otras firmas chinas, y que creen un ambiente justo y bueno para la inversión mutua y la cooperación normal de las compañías de ambas partes”, afirma Hua Chunying, portavoz de la Cancillería china.

Más aun en este programa denunciamos que científicos alertan que las ondas 5G son las mismas de las armas de radiofrecuencia diseñadas para atacar a la gente en grandes concentraciones como protestas y marchas. ¿Qué estamos viendo, la nueva era de las guerras biotecnológicas? ¿Las antenas y los aparatos 5G podrán convertirse en armas?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/rha/hnb

Comentarios