• Detrás de la Razón: Siria humilla a Israel, derriba F-16, EEUU y Rusia observan

El invencible Israel, tal como se autodenomina, es humillado por el fuego de Siria. Por primera vez en 30 años, cae un avión israelí al suelo. Un poderoso F-16 no pudo escapar del fuego sirio. La batería antiaérea le pegó un revés por tratar de bombardear diversos puntos de su territorio.

¿Qué contestó el régimen de Israel? Cómo alguien que no sabe perder: con fuego abusivo. Preparó un ataque de represalia para, en total impunidad, violar como siempre lo hace, el espacio aéreo de Siria y bombardear varios puntos.

¿Cómo empezó todo esto? Empezó con la acusación del régimen de Israel que dijo que un dron de Irán había violado su espacio aéreo, y que por eso, lo derribó y atacó Siria, la cual le contestó derribándole el avión F-16. Israel no ha ofrecido pruebas contundentes de que el dron que supuestamente violó su espacio, sea de Irán.

Pero Irán sí ha contestado contundentemente, señalando que es una gran mentira israelí. “La alegación falsa del sobrevuelo de un dron iraní, la interferencia de Irán en Siria y el derribo de un caza violador sionista es un asunto tan ridículo que no merece la pena tratar, ya que la República Islámica de Irán, básicamente, tiene una presencia de asesoría en Siria. Esto se debe, además, a una solicitud oficial del Gobierno legítimo y legal de ese país”, afirma Bahram Qasemi, portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán.

No sólo Irán, la propia Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó el segundo ataque desmedido del régimen de Israel, sin que hubiera un juicio, argumentos fuertes o evidencia sólida de que tenía el derecho a hacerlo.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pide la reducción inmediata e incondicional de la tensión. Afirma que sigue de cerca la alarmante escalada militar en Siria, y los peligrosos efectos secundarios en las fronteras.

Pero quizá el hecho más relevante es el cambio de reglas que se ha suscitado, los defensores del Gobierno de Bashar al-Asad, saltaban de gusto en las calles de Damasco, tanto que hasta repartieron dulces por la proeza del Ejército sirio de haberle derribado un avión a quien se autocalificado como el poderoso, la cita del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) rescata este al decir que el derribo del F-16 de Israel, por parte de Siria, marcó el “inicio de una nueva fase estratégica”, que limitaría la explotación israelí del espacio aéreo sirio, publica incluso el New York Times.

“Los desarrollos actuales significan que las ecuaciones antiguas terminaron categóricamente”, dijo Hezbolá, indicando que las reglas del juego han cambiado, que ahora no será tan fácil para Israel entrar como antes. ¿Cuál es la jugada de Israel? ¿Por qué atacó? ¿Busca pretexto para que se arme fuego regional, o sigue el plan de apoyar el terrorismo?

¿Qué está pasando en Siria, que todo mundo mete sus narices en total impunidad, todos atacan, todos bombardean, todos entran, todos salen? ¿Cuando tres aeronaves de guerra de distintas banderas han sido derribados en una semana, un israelí, un ruso y un turco, en un solo país, Siria, algo debe estar pasando, no? Y por eso tenemos que preguntar.

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/hnb

lunes, 12 de febrero de 2018 22:27
Commentarios