• Detrás de la Razón: ¿Por qué EEUU no lanza un ataque militar contra Irán? ¿Les da pena o tienen miedo?

Estados Unidos ha demostrado que no se puede confiar en sus palabras, cuando firmas algo, te comprometes, es lo que Irán advierte sobre la conducta de Washington.

EE.UU. ha demostrado que no se puede confiar en sus palabras, cuando firmas algo, lo sostienes, lo cumples, te comprometes, es lo que Irán advierte sobre la conducta de Washington, quien ha demostrado la renuencia a aceptar el orden y compromiso internacional, no solo saliéndose del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania, sino también con el rompimiento del Acuerdo de París sobre la gravedad del cambio climático del planeta, o el ataque que ha hecho al Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) que tiene con varios países, entre ellos la Unión Europea (UE), Canadá y México.

¿Entonces cómo dialogar o negociar con alguien que se comporta así? Nunca. Justamente es lo que advierte y alerta, sobre todo, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, porque si Estados Unidos no respeta los compromisos que contrae, demuestra que no es confiable, ni siquiera para dialogar.

A esto aunamos que Estados Unidos está enfermo, afirma contundente, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif. En entrevista con una cadena estadounidense dijo que esta enfermedad consiste en: “esa adicción a las sanciones. Incluso durante la Administración de Barack Obama, Estados Unidos puso más énfasis en mantener las sanciones que no había levantado, en lugar de cumplir su obligación con las sanciones que levantó”.

El canciller iraní también repudia lo que Estados Unidos llama “esfuerzos conjuntos” y con los cuales, presiona, amenaza o intimida a todo el mundo para que rompa el acuerdo nuclear con Irán. Esfuerzos conjuntos que le llevan a una de las semillas de todo el conflicto: Israel, quien presiona, manda y se confabula con EE.UU. para doblegar al poder iraní.

Solo escuchar las palabras para darse cuenta de la conspiración: “Es una cuestión de máxima importancia para Washington que Irán nunca obtenga armas nucleares, es por eso que el presidente de EE.UU. Donald Trump, se retiró del miserable acuerdo”, afirma John Bolton, íntimo asesor de Seguridad Nacional de Trump, al apretarle la mano al premier israelí, Benjamín Netanyahu, quien a su vez contestó a coro de dos voces: “Yo creo que todos los países que se preocupen por la paz y seguridad en Oriente Medio, deberían seguir el ejemplo de EE.UU. y aumentar la presión sobre Irán”.

Leído esto, entonces se puede oler el plan desde Tel Aviv a Washington. Pero ¿por qué no se atreve EE.UU. a lanzar un ataque directo contra Irán? Porque saben que pagarían un alto precio, concluye con tono seguro el presidente de Irán, Hasan Rohani, hace unas horas.

Las preguntas quedan en la mesa, porque la intención de EE.UU. de sancionar a Irán tiene muchos caminos, no solo es controlar el poder de la región; además también saltan las herramientas para conseguir los objetivos, como el terrorismo, la venta de armas, la guerra psicológica, y el encerrar a Irán geográfica, económica y políticamente.

Nunca olvidar a los países árabes que no les ha gustado nunca la oposición iraní a la hegemonía estadounidense. Se juegan aquí muchas cartas del entretejido geoestratégico, tanto, que precios de moneda y precios de energía mundial dependen de ello, como el petróleo y el gas.

En “Detrás de la Razón”, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la tarde; México, doce del día, y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

mhn/ncl/hnb

martes, 21 de agosto de 2018 21:31
Comentarios