• Detrás de la Razón; Nuevo: Rusia y Estados Unidos se amenazan cara a cara en Siria

El fuego en Siria entra en su año 8. Por lo menos medio millón de personas contabilizadas han sido asesinadas. Este 15 de marzo se han cumplido 7 años de una voraz mancha de sangre que devoró incluso edificios, infraestructura, tejido social, composición política, todo lo que significa la estabilidad.

Durante este tiempo, siempre ha estado en la cuerda floja, o un paso del precipicio, la paz mundial: un error de cálculo, un error humano, mal planeación, un aspaviento de carácter, lo que sea, puede provocar que las dos potencias rivales del mundo se peleen militarmente cara a cara, Rusia y Estados Unidos.

Y así, a veces más a la confrontación, a veces más al diálogo, pero siempre cerca del peligro, han sucedido estos 84 meses. Uno de los graves conflictos que alegan las potencias es la acusación cruzada.

Rusia que apoya a Siria, señala que Estados Unidos apoya a los terroristas, mientras Washington, con el objetivo de ayudar a derrocar al presidente sirio, Bashar al-Asad, no ve las atrocidades de los rebeldes que apoyo y distingue entre uno y dos grupos terroristas, y los demás que también asesinan les llama opositores. La guerra ha sucedido entonces así.

Hoy en Guta Oriental lo estamos viendo igual. Solo que preocupa mucho el cruce acusatorio porque ha llegado otra vez a una amenaza directa. EE.UU. ha dicho que si las tropas sirias y rusas siguen bombardeando a sus prácticamente milicianos protegidos, Washington atacará.

Rusia contesta que eso no será posible porque entonces, atacarán a los estadounidenses. “Advertimos a toda nación que esté determinada a imponer su voluntad a través de ataques químicos y sufrimiento inhumano, especialmente, al régimen ilegal sirio, que Estados Unidos está preparado para actuar si debe”, advierte Nikki Haley, la representante de EE.UU. ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Rusia le contesta: “Washington planea lanzar ataques de misiles sobre cuarteles del Gobierno de Damasco. Eso, cuando hay asesores militares rusos, representantes del Centro de Reconciliación de la Oposición y miembros de servicio de nuestra policía militar en centros de mando y cuarteles de Damasco. En el evento de amenazas contra nuestros miembros de servicio, las Fuerzas Armadas rusas tomarán contramedidas, tanto contra los misiles como contra quienes los hayan lanzado”, advierte también Valeri Guerásimov, jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas de Rusia.

Mientras la guerra aun es de amenazas, el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), que su veracidad también ha sido cuestionada por Rusia, da cifras escalofriantes. Con el recuento de este viernes, son ya 1346 los asesinados, entre ellos 270 menores y 173 mujeres, desde el pasado 18 de febrero en Guta Oriental, por los cuales ambos bandos Washington y Moscú se acusan mutuamente.

Lo cierto es que el Gobierno sirio ha avanzado capturando 70 % de Guta, propinando una clara derrota, aun no final, a los terroristas que tenían control en esa zona.

Hay posibilidad que en este episodio las cosas se puedan salir de las manos a causa de que, pesar de las órdenes del presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su par estadounidense, Donald Trump, de no dispararse entre sí, los que están en campo, por defenderse, ¿terminen en una batalla llevando a sus países a la no querida lucha militar cara a cara?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/rha/hnb

lunes, 19 de marzo de 2018 0:20
Comentarios