• 10 Minutos: Misiles que cambian el juego

El régimen de Israel, desde su creación en territorios palestinos en 1948, ha tratado de mostrarse como una potencia militar invencible, que no tolera la menor amenaza contra su seguridad.

Durante la guerra de seis días de 1967, el ejército israelí derrotó a los ejércitos de Egipto, Jordania y Siria. Se apoderó de Jerusalén Este (Al-Quds), de Cisjordania de Jordania, de la Franja de Gaza y el desierto del Sinaí de Egipto y de los Altos del Golán de Siria.

Desde entonces, ha lanzado numerosas guerras brutales a nivel regional con la intención de mostrar su ventaja militar y asustar a potenciales enemigos. Siria, Irak, El Líbano y diferentes sectores de los territorios palestinos son algunos de los objetivos de la maquinaria de guerra israelí que, sin embargo, depende en gran medida de la ayuda, el dinero y la tecnología de Estados Unidos.

La asediada Franja de Gaza ha sido uno de los principales objetivos militares de Israel en la última década. El ejército israelí no oculta su estrategia de agresión hacia el asediado territorio palestino.

El enfrentamiento militar más reciente entre Israel y los combatientes palestinos en la Franja de Gaza se produjo el mes pasado. Fue el más intenso desde la guerra de 2014. La confrontación estalló el 11 de noviembre y se prolongó durante 40 horas. Israel realizó ataques aéreos en todo el enclave costero.

akm/mjs

jueves, 6 de diciembre de 2018 4:10
Comentarios