• El Frasco, medios sin cura: Tirando la piedra y escondiendo la mano
sábado, 19 de octubre de 2019 21:41

La crisis en Ecuador expuso la hipocresía de algunos medios de comunicación y gobernantes de América Latina, que cuando se trata de Venezuela se rasgan las vestiduras, pero cuando la crisis sucede en otro país, la culpa parecen tenerla quienes se manifiestan.

Las palabras del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo; el presidente de Argentina, Mauricio Macri, o el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, muy rápidos para hablar del país bolivariano parece diluirse cuando se trata de abordar la crisis en el país gobernado por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno.

Y como de costumbre, el presidente ecuatoriano acusó a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, de estar detrás de las masivas manifestaciones en su país. De inmediato, Maduro le respondió al mandatario ecuatoriano con ironía y se refirió a sí mismo como “súper bigote”, un personaje con la capacidad de “tumbar gobiernos”.

Mientras tanto, en Siria, Turquía continúa su ataque a los kurdos tras el retiro de EE.UU. De hecho, ahora el presidente estadounidense, Donald Trump, dice en Twitter que “ir al Oriente Medio es la peor decisión que hayamos tomado”. ¿El que tiró la piedra esconde la mano?

Por supuesto que fiel a su estilo, el mandatario norteamericano no demoró muchos minutos en contradecirse, ya que poco después se anunció el despliegue de 3000 soldados adicionales en Arabia Saudí.

Por su parte, el Gobierno argentino, que por obedecer a pie juntillas los mandatos del Fondo Monetario Internacional (FMI) sumió al país en una grave situación, ahora, y en plena crisis, decide condecorar al embajador ecuatoriano (!).

Además, hablamos con Gamal Salomón, el joven argentino detenido injustamente el año pasado junto a su hermano, bajo la acusación de terrorismo sin ningún tipo de pruebas. Un grave hecho que contó con la complicidad y estigmatización por parte de los medios hegemónicos.

Los medios dominantes tal vez no tengan cura, pero al menos dudemos de aquellas “píldoras” que pretenden que traguemos.

fdd/ncl/rba

Comentarios