• El Frasco: O eres títere del Tío Sam, o eres dictador
sábado, 5 de junio de 2021 1:33

Nuevo programa de El Frasco: Medios sin cura, el programa que aborda las noticias de la semana y el rol de los medios de comunicación con ironía y humor.

Los sirios acudieron masivamente a más de 12 000 urnas en las distintas provincias del país para elegir al futuro presidente.

Analistas destacan que a pesar del bloqueo del Occidente, la guerra, los más de 600 000 muertos y 9 millones de desplazados, el Gobierno, que es catalogado por Occidente como “antidemocrático”, llama a elecciones.

De hecho, los medios afines a esa narrativa tachan las elecciones como “farsa e ilegítimas por parte de Estados Unidos y otros países”.
Sin embargo, estas afirmaciones contrastan con las multitudinarias manifestaciones de apoyo al Gobierno sirio antes de los comicios y con la masiva concurrencia a las urnas. ¿Por qué será que la mayoría de los medios no mostraron esos eventos?

Finalmente, Bashar al-Asad resultó reelegido con un resultado contundente y los concurridos festejos en las calles de Siria así lo reflejaron.
Estas imágenes, de alguna manera logran romper con los argumentos de los medios dominantes que por años trataron de socavar la figura del político que resistió a una guerra impuesta por más de 10 años.

Lo cierto es que se sigue sosteniendo que “Al-Asad pierde legitimidad ante la comunidad internacional”, y de inmediato recordamos lo que decía Eduardo Galeano: “Comunidad internacional es el poder que ejercen los banqueros y los guerreros.”

Los ciudadanos sirios no se callan: "Ahora nosotros demostramos al mundo que Siria es más democrática que EE.UU.", asegura uno de los votantes.

Mientras tanto, la ONU indica que los bombardeos israelíes en la franja de Gaza podrían constituir crímenes de guerra y se inicia una investigación para evaluar los graves ataques sobre Gaza. ¿Es el fin de la impunidad u otra maniobra que no terminará con la ocupación de Palestina?
Hablamos de todos estos temas con el analista político Haidar Milhem.

Los medios dominantes tal vez no tengan cura, pero al menos dudemos de aquellas “píldoras” que pretenden que traguemos.

mrg/ctl/rba

Comentarios