• Conflicto Rusia-Ucrania | Detrás de la Razón
lunes, 7 de marzo de 2022 22:04

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, insiste, una vez más, y las veces que haga falta, en que la operación militar especial desarrollada por su país, obedece a la necesidad “urgente” de desmilitarizar Ucrania para que no siga siendo el tonto útil de EE.UU. y Occidente, en su anhelo por cercar a Rusia y tratar de acabar con su poderío interno.

Ucrania, en un principio, en voz de su propio presidente, Volodímir Zelenski, aceptó las negociaciones, pero, estas no han arrojados los resultados esperados. Ahora, Zelenski, escondido posiblemente en Polonia, llama a ciudadanos civiles del mundo a que combatan en defensa de Ucrania, mientras se sigue prestando al juego oscuro y perverso de EE.UU. y Occidente.

Para Rusia, el peligro está en la irresponsabilidad de Zelenski y su gobierno, azuzado por EE.UU., de que el conflicto no se puede detener, mucho menos ahora. Para ello, el gobierno ucraniano ha armado a armado a toda la población civil rusa, incluyendo delincuentes y bandas delincuentes liberadas de las cárceles para que combatan y, estos grupos más bien, estas cometiendo todas las fechorías en Kiev y otras ciudades.

Además, Zelenski y su gobierno están permitiendo la entrada de mercenarios armados desde Europa y, peor aún, de Daesh y otros grupos que ya combatieron en siria, y que ahora estarían arribando a Ucrania.

También está en el candelero la información de que EE.UU. estaría entregando material a Ucrania para la fabricación de bombas atómicas en laboratorios cercanos a la frontera rusa, además de las llamadas “bombas sucias” contentivas de patógenos como peste, ántrax, tularemia, cólera y otras enfermedades mortales.

Ucrania tambien se está prestando, con toda la mala intención, a través de sus bandas terroristas, a desarrollar un ataque de “falsa bandera” minando un reactor en el Instituto de Física y Tecnología de Járkov, para hacerlo estallar en cualquier momento y culpar de ello, a las fuerzas rusas.

A todas estas, el régimen israelí se ha ofrecido para ser mediador en el conflicto a lo que Rusia se ha negado. El president turco, Recep Tayyip Erdogan, garantizó a Putin que las relaciones comerciales entre ambos países seguirán intactas y China se ha ofrecido como un mediador mucho más confiable en el conflicto y está prestando ayuda a Rusia en el uso del sistema de pago chino Union Pay, en el pago de sus transacciones comerciales.

¿Hasta dónde está dispuesto a llegar el Gobierno de Ucrania, por mantener vivo un conflicto que no favorece a nadie en particular, solo a la ambiciones imperialistas estadounidenses?

mag/ctl/hnb

Comentarios