• Detrás de la Razón: Yemen: un infierno que busca la paz

Las imágenes de Yemen son estremecedoras. Desde el inicio de la guerra de la coalición liderada por Arabia Saudí en el 2015, el país se ha sumergido en un infierno.

Este conflicto amenaza con matar de hambre a más de 14 millones de personas, creando además un colapso en el sistema de salud y una incontrolable epidemia del cólera. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) intensifica sus esfuerzos para lograr los diálogos de paz, pero Arabia Saudí se interpone una y otra vez, y a estos llamados de paz responde con bombas y un bloqueo salvaje. Una situación que no ha debilitado al movimiento popular yemení Ansarolá.

A pesar de esta crisis, EE.UU. se niega a abandonar la región, alegando un riesgo para su seguridad nacional. Recordemos los millones de dólares y todos los intereses que tienen en juego. Mientras tanto, Yemen vive un infierno.

Estados Unidos ha vendido miles de millones de armas de alta potencia a los saudíes y a los Emiratos Árabes Unidos (EAU). El Pentágono asesora a los saudíes sobre objetivos estratégicos, compartiendo satélites estadounidenses y otros datos de inteligencia. Además, abastece de combustible a los aviones de la coalición en pleno vuelo.

El conflicto armado en Yemen se ha convertido en la guerra que el mundo no quiere ver. En los medios de comunicación norteamericanos se habla muy poco de lo que ocurre en Yemen y ese otro periodismo le da la espalda a lo que sufren millones de personas cada día en el país árabe. Yemen, que fue conocido una vez como la Arabia Feliz, vive hoy sumergido en una catástrofe real.

smd/ncl/hnb

lunes, 3 de diciembre de 2018 20:41
Comentarios