• Detrás de la Razón: Vicente Serrano Sin Censura da paliza a periodista español por defender a Trump
viernes, 28 de junio de 2019 21:33

El terror por no compartir, o más bien, el terror de perder nuestro poder, creo es la mejor definición del egoísmo.

Y esto se puede aplicar muy bien a los nacionalismos y a las políticas de migración despiadadas, basadas en el racismo, que es prácticamente lo mismo, egoísmo.

Esto es solo para mí, y nada más que para mí, pertenezco a un grupo selecto y no a la mayoría. Pertenezco al grupo de poder, al grupo de los más altos, los más blancos, los más bellos, o como quiera llamarle, y el saber que hay la posibilidad de perder esta franquicia al mezclarse el color de mi piel o al compartir mi riqueza, me da terror, y ese terror a esa inseguridad, no es más que el egoísmo, que si lo ve bien, es, repito, inseguridad.

Si estuviéramos muy seguros de nosotros mismos, si tuviéramos realmente fe en nosotros mismos, no tendríamos que defender un nacionalismo, un clasismo, un color de piel y podríamos compartir lo que tenemos.

Este es mi dibujo del presidente de EE.UU., Donald Trump, y de miles de estadounidenses que se aferran a creer que su élite blanca es superior a los demás, resultado, no queremos más migrantes pero si queremos invadir o abusar de los negocios en los países de donde vienen, y ahí está la clave para entender todo esto, y entender la muerte de Oscar y su hijita Valeria que ha conmocionado al mundo, al igual que el niño sirio hace unos años muerto bocabajo en el mar Mediterráneo.

Porque la historia es parte de la construcción de lo que somos, y la historia nos dice que Estados Unidos ha metido las narices y provocado caos y violencia en Centroamérica. Y por ello si bien no es 100 % culpable, si es corresponsable de esas muertes y de toda la ola migratoria.

Detener a los migrantes no solo no es la solución, sino un pecado porque ellos ayudaron a provocarla. Ahora el problema es también de ellos. Y la foto encarna en el mar Mediterráneo, y en el Río Bravo, y en las costas de Italia, y en - Bangladés, cuando los gobernantes desoyen el pasado y se deshacen de su responsabilidad -porque dicen es historia, pero la historia es lo que hace a los criminales, sus actos- al menospreciar al migrante y refugiado.

¿Qué pasa en el mundo que el ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, pide castigo para una capitana de un barco que intenta salvar la vida de unos migrantes?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México, Colombia y Chicago a la una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/ctl/mkh

Comentarios