• Detrás de la Razón: Turquía amenaza a EEUU con base nuclear; S-400 de Rusia es la discordia
miércoles, 18 de diciembre de 2019 20:30

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, amenazó con cerrar la principal base aérea estadounidense de Incirlik en respuesta al reconocimiento de Washington del “genocidio” armenio y la posible introducción de nuevas sanciones contra el país.

“Si es necesario que demos ese paso, por supuesto que tenemos la autoridad. Si esto es necesario, junto con nuestras delegaciones, cerraremos Incirlik si es necesario”, dijo Erdogan.

El presidente turco también sugirió que Turquía puede cerrar la base de radar Kurecik si es necesario. “Si nos amenazan con la implementación de estas sanciones, por supuesto estaremos tomando represalias”. Se sabe que la base aérea Incirlik operada por EE.UU., situada al sur de Turquía, es utilizada por Washington para almacenar armas nucleares. Un potente radar de alerta temprana también está estacionado en la base sudeste de Kurecik.

Ahora lo desmenuzo, este es un golpe bajo para EE.UU., ya que es su base donde vigila a Rusia y Oriente Medio y donde tiene decenas de bombas B61, estratégicas y precisas con una potencia miles de veces más que las que detonó en Nagasaki e Hiroshima al final de la Segunda Guerra Mundial.

¿Qué esconde esta amenaza de Turquía? ¿Qué pasaría con la OTAN si se cierra esta base? ¿Todo es por la disputa entre no compres juguetes rusos, compra los míos, no te vendo F-35 si compras S-400, o hay más cosas?

Además, Erdogan está furioso que EE.UU. haya reconocido el genocidio que hizo Turquía contra los armenios a principios de siglo XX, dice el presidente turco que EE.UU. no puede hablar de genocidio ya que ellos también lo cometieron con las tribus indígenas de las Américas.

No se pierda este capítulo de Detrás de la Razón que no pretende darle ninguna verdad, sino ayudar a que usted fabrique la suya propia, sea contraria, igual, parecida u opuesta, lo que importa es hurgar detrás. Recuerde que este contenido está a su disposición en YouTube.

Por: Roberto de la Madrid

fdd/ncl/rba

Comentarios