• Detrás de la Razón: ¿Qué esconde el muro de Trump, a qué le tiene miedo de México?
martes, 1 de mayo de 2018 20:27

Un país es como la casa de usted, es sagrado, es sagrada. Nadie puede violar la entrada, es mi intimidad, nadie puede violar esa soberanía. Así el pueblo de un país, su presidente puede poner alambres, electricidad, acero, un muro de concreto o incluso poner armas en sus puertas para que nadie entre.

El país es tu casa, y tú tienes el derecho de sacar a patadas a quien entre, ¿me da usted la razón? Pero cuando llega el supermercado Walmart a un pueblo de Latinoamérica y le dice al productor de sombreros de ahí, véndemelo a 10 centavos de dólar, pero el productor que lo vende en 20 dólares, obvio no puede.

Acto seguido abren un Walmart vendiendo sombreros a 4 dólares. ¿Qué pasó? El productor de sombreros se quedó sin empresa y sus empleados sin empleo. Estados Unidos creó pobreza. Este es un solo ejemplo. Le podemos seguir con el narcotráfico y las drogas, con las intervenciones armadas, con la corrupción inducida en los gobiernos, con la manipulación e influencia electoral.

Hoy empezaremos con la Caravana de Migrantes para abrir el debate sobre la migración, el muro, el racismo, las leyes de migración, de colonización y sobre todo la responsabilidad de los Estados Unidos en este mismo fenómeno que repudia y le da asco, pero que originó.

¿Por qué está furioso el presidente de EE.UU., Donald Trump, con la Caravana? Actúa como si fueran criminales, cuando vienen huyendo de ellos. ¿Cuál es el secreto del muro, es solo para frenar a los migrantes o es todo un movimiento político? O más aun, ¿es algo personal para favorecer a las empresas constructoras como las de él mismo, Trump?

En ‘Detrás de la Razón’, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la tarde; México, doce del día, y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

mhn/nii/

Comentarios