• Detrás de la Razón: ¿Qué es la paz para EEUU y Donald Trump? Violencia en Oriente Medio

Por no comenzar un diálogo para lograr la paz, le cerraron la embajada a los palestinos.

Por no comenzar un diálogo para lograr la paz, le cerraron la embajada a los palestinos, lo que no aclararon es que no es porque los palestinos no quieran alcanzar la paz, sino que más bien, no aceptan lo que dice Estados Unidos y su hijo, brazo, madre, o como usted lo quiera llamar, Israel, y es consanguíneo porque Washington ha defendido a los israelíes como madre o hijo.

Cómo los palestinos se van a poner a dialogar si uno de los pilares de su petición para la paz, se lo destruyen. Los palestinos quieren que se les reconozca la parte este de la ciudad ocupada de Al-Quds (Jerusalén) como su capital, pero este año, Estados Unidos hizo lo contrario.

El presidente de EE.UU., Donald Trump declaró Jerusalén, como capital única e indivisible de Israel, y para dejarlo claro, lo hizo también físicamente al mover los ladrillos de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Al-Quds. Resultado, incendió todo, una ola de protestas que acabaron con cientos de muertos y más de 13 mil heridos. La Marcha del Retorno que es la manifestación palestina con la que demandan regresar a sus tierras y hogares que les fueron arrebatados por los israelíes.

Pero el plan se ve de más arriba, desde el cielo, es evidente que el plan de paz anunciado por EE.UU., que lo sigue redactando el yerno de Trump, Jared Kushner, no es otra cosa que un plan para someter a los palestinos y obligarlos a base de la presión, extorsión, guerra financiera, a que acepten lo que ha pedido Israel, que ahora lo repite Washington, quedarse con la mayoría de derechos palestinos, incluido el de retorno a sus tierras.

Primero la embajada, luego los más de 200 millones de dólares que Washington enviaba para ayudar a la economía y educación de los palestinos vía la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés), luego la intención de quitarles el derecho al retorno a los 5 millones de palestinos reconocidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que establece que descendencia de los desplazados son refugiados también, pero que ahora el país norteamericano dice que no, solo a los 700 mil que se les quitó las tierras y hogares, que resulta que muchos ya están viejitos o muertos, triquiñuela de mafioso es lo que quiere aplicar EE.UU. con este enfoque.

Luego acabar sepultando la relación con el anuncio de ahora al cerrar la oficina de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en EE.UU., que era prácticamente la embajada palestina. ¿Hacia dónde se dirige Donald Trump? ¿Hacia un mundo con ley de jungla hecho a base de presión, extorsión y capricho?

Por si no lo sabía, el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, la primera espada de Trump, acaba de amenazar a la Corte Penal Internacional (CPI), el máximo órgano que resuelve los conflictos mundiales. Quiere la muerte para esa Corte si se le ocurre investigar crímenes de Israel o de EE.UU. ¿Qué le quedará al mundo?

En “Detrás de la Razón”, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la tarde; México, doce del día, y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

mhn/ncl/hnb

martes, 11 de septiembre de 2018 23:16
Comentarios