• Detrás de la Razón: Poder militar de Irán contra guerra de Trump y Estados Unidos
martes, 27 de febrero de 2018 22:36

¿Cuál es el poder defensivo de Irán? ¿Está preparado para un ataque? pero más aun ¿Es legal, es su derecho y es lo correcto que Irán tenga armas para defenderse de un ataque? Entonces, ¿por qué Estados Unidos no quiere? ¿Quizá sea que no quiere que esté armado para poder atacarlo?

¿Por qué tanta insistencia en acusarlo, en indicar que Irán está haciendo cosas ilegales, en acusar sin mostrar evidencia sólida? O aun más, ¿también podría ser para crear la imagen de que Irán está haciendo algo sucio sin probar la acusación? Pues este es más o menos el espíritu de Estados Unidos después del acuerdo nuclear y más en la época Trump.

Querer señalar que Irán está haciendo algo malo probablemente con el propósito de destruir el acuerdo nuclear. Que si Irán está haciendo misiles que tengan algún día la capacidad de transportar armas nucleares. Que si Irán está suministrando armas al conflicto de Yemen por su apoyo al movimiento popular yemení Ansarolá.

Que si Irán está interfiriendo. Que si Irán está haciendo, prácticamente lo que se le ocurra a un asesor sionista de Donald Trump, a Trump o un legislador republicano para dinamitar la relación con Irán, su prestigio para que entonces sea atacado con una lluvia de sanciones.

Cualquier movimiento de Irán, como sus pruebas de misiles de defensa es criticado por Washington, diciendo que esos misiles son enviados, proporcionados a Yemen para continuar la guerra, como el pedazo de metal que tiene EE.UU. y que alega es persa.

‘En este almacén, existe la evidencia concreta de la proliferación ilegal de armas de Irán, que fue recogida de los ataques militares directos contra nuestros socios en la región. A mi espalda, hay un ejemplo de uno de esos ataques. Estas son las piezas recogidas de un misil lanzado por los milicianos hutiés desde Yemen hacia Arabia Saudí’, afirma Nikky Haley, embajadora de EE.UU. ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Lo que Irán inmediatamente contesta: ‘La estrategia militar de Irán es completamente clara y transparente. Hemos dicho, de manera muy clara, que apoyamos a Siria contra los terroristas enviando asesores militares. Apoyamos a Irak en su lucha antiterrorista, enviando asesores militares. Apoyamos a la nación yemení ante un país agresor (Arabia Saudí), enviando asesores militares. Pero nunca enviamos armamento a ningún país’, contesta Hosein Naqavi Hoseini, el portavoz de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento de Irán (Mayles).

Pero aun más, las cosas han llegado tan lejos que si Irán prueba un cohete de investigación científica para poder tener por ejemplo, un transporte que lleve sus satélites de comunicación al espacio en un programa civil y no militar.

Inmediatamente, otra vez, salta Estados Unidos: ‘Consideramos esto una continuación del desarrollo de misiles balísticos (por parte de Irán). Lo consideramos como una acción provocativa que socava la seguridad y la prosperidad, tanto en la región, como en todo el mundo’, asegura Heather Nauert, la portavoz del Departamento de Estado estadounidense.

Irán contesta, en una declaración contundente de su canciller, Mohamad Yavad Zarif: ‘En los últimos 300 años, Irán solo se ha defendido y se ha defendido de la forma más valiente. ¿Recuerdan cuando el exdictador iraquí Saddam Husein atacó Irán? La mayoría de ustedes no lo quiere recordar. Cuando Sadam Husein atacó Irán, todos le suministraron armas. Fuimos atacados y todos mantuvieron silencio. Fuimos bombardeados con armas químicas y todos mantuvieron sus bocas cerradas. Por 8 años. Quizás lo quieran olvidar. Pero nosotros no podemos. Y nos preguntan ¿porqué desarrollamos nuestros misiles? ¿Cómo nos defenderíamos?’

En ‘Detrás de la Razón’, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

mhn/nii/

Comentarios