• Detrás de la Razón; Peligro de guerra: Irán enjuiciará a los comandantes del Ejército de EEUU
miércoles, 24 de abril de 2019 21:34

Las tropas de EE.UU. no tendrán más calma si Donald Trump declara al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán como terroristas, habían alertado y dejado en claro las autoridades iraníes.

Al presidente estadounidense, Donald Trump, no le importó a pesar de la advertencia desde Irán y desde el propio Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) y generales, que le dijeron que no lo hiciera. Pero lo hizo y declaró grupo terrorista al cuerpo militar de élite iraní.

Este es el inicio de la historia en la que Irán no se quedó de brazos cruzados, reaccionó con una medida recíproca. Los soldados de EE.UU. en Oriente Medio también, entonces, son terroristas.

Hace unos días, Trump anunció que ya no habrá exenciones para los países compradores del crudo iraní. Nadie en el mundo deberá comprarle a Irán, dijo el presidente. Entonces, Irán fue más allá y nombró al Comando Central de EE.UU. (Centcom, por sus siglas en inglés) y todas sus tropas y grupos afiliados como terroristas.

¿Qué pasará ahora? Hay muchas preguntas que haremos en este programa, porque lo delicado del asunto es que mientras Trump y su Casa Blanca hacen bluff, se tiran un farol, mienten, fabrican shows, tiran misiles coreográficos, e Irán no.

Las autoridades iraníes se toman muy en serio su papel y sus decisiones. Lo cierto es que con la retórica o la decisión real de Trump nos acerca más al minuto final donde no habrá vuelta atrás, que podría ser una confrontación bélica, una acción militar o un error humano, un error de cálculo que podría llevarse muchas vidas por delante.

El ministro iraní de Defensa, el general de brigada Amir Hatami, asegura que “las pretensiones inhumanas de EE.UU., que buscan dañar los intereses y el bienestar del pueblo iraní, y sus amenazas de reducir a cero la venta del crudo iraní en las circunstancias actuales del mundo, es una acción totalmente tiránica y, por supuesto, desde mi punto de vista, imposible de llevar a la práctica”.

Pero solo el hecho de intentarlo pone en riesgo la seguridad mundial y eso es lo grave de la decisión retórica, o como quieran llamarle, de Donald Trump. Con la ley que aprobó el Parlamento iraní, 173 votos a favor, 4 en contra y 11 abstenciones, el Centcom se convierte en terrorista, así como todas sus agrupaciones afiliadas.

Cabe recordar que el Centcom de EE.UU. está conformado por el Ejército, el cuerpo especial de Marines, la Fuerza Aérea, la Marina, las Fuerzas Armadas y el Comando de Fuerzas de Operaciones Especiales, como las Delta Force o los boinas verdes.

Este es el revés iraní a la decisión trumpiana. “Es obvio que EE.UU., los sionistas y sus seguidores, están furiosos con el Cuerpo de Guardianes. Es por su máxima furia que declararon a los guardianes una organización terrorista. Los mismos países y criminales que crean a los terroristas, que los apoyan y los financian, que los rescatan, y que los apoyan con equipos, declaran a los Guardianes terroristas; del enemigo no se espera más”, sentencia el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri.

¿Qué vamos a ver a partir de hoy en el Golfo Pérsico, donde constantemente se cruzan las fuerzas de EE.UU. y las de Irán? Ya que ambas partes verán a un terrorista enfrente y, según su ley, podrán disparar, arrestar y capturar; hay que preguntar ¿qué pasará?

Y aquí recuerdo, que en 2016 varios militares de EE.UU. (quienes según ellos se perdieron —no sé estaban espiando—) se adentraron a las aguas de Irán, donde fueron capturados por las fuerzas iraníes. Pasados unos días, los liberaron, pero ahora que son considerados terroristas, insisto ¿qué va a pasar?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y ustedes en sus casas concluyen. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la noche; México, doce, y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/anz/rba

Comentarios