• Detrás de la Razón: Nuevas revelaciones, conspiración de EEUU para atacar a Irán con asesinos

Llora una mujer en el extremo de una habitación. Es la madre del pequeñito que fue mostrado en brazos de un soldado iraní, en una foto que le dio la vuelta al mundo.

El niño no llegó a despertar. Murió en el hospital. Con él, 25 más, entre mujeres, asistentes y soldados. Es el resultado de la lluvia de plomo que rociaron los terroristas este sábado en la ciudad de Ahvaz, contra el desfile militar que recordaba la guerra de Irak contra Irán (1980-88) hace 38 años y en la que el árabe Saddam Husein intentó apoderarse de Irán.

Hoy fue el funeral, escena trágica de familiares de las víctimas, que se despidieron como quien despide a un héroe de batalla. Los iraníes están tristes y furiosos a la vez, es por ello que el gobierno y su Ejército promete venganza contundente contra los culpables del atentado terrorista. “Prometemos que nuestra reacción a este incidente terrorista provocará dolor, destrucción, devastación y les llevará al arrepentimiento; y aun con todo no acabará ahí: advertimos a todos de que nos vengaremos”, afirma el subcomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Husein Salami, dirigiéndose a los patrocinadores de los terroristas.

Un mensaje más que directo para Washington, más cuando escuchamos las palabras del liderazgo iraní. “Según los informes disponibles, este acto cobarde fue perpetrado por las mismas personas que son salvadas por EE.UU. cada vez que se enfrentan a una situación difícil en Irak y Siria, y que están a sueldo de saudíes y emiratíes”, señala el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei. “Todos estos países, pequeños títeres que vemos en la región están respaldados por Estados Unidos.

Estados Unidos los está provocando y les otorga la capacidad necesaria para cometer estos crímenes”, replica el presidente Hasan Rohani, y concluye Amir Hatami, ministro de Defensa de Irán, “recibirán una respuesta contundente. Sus jefes, sus entrenadores, financiadores y los que les han lavado el cerebro, esperen pronto la venganza de Irán y las Fuerzas Armadas”.

De lo que nadie se acuerda es de lo que publicaba el New York Times el año pasado sobre uno de los más siniestros y temidos agentes secretos de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés), y que el diario El País consignó en español: El legendario agente Michael D’Andrea, más conocido en los servicios de inteligencia como el Príncipe Oscuro, es el nuevo centinela que la CIA ha puesto en Irán.

Duro entre los duros, su nombramiento como jefe de operaciones de la agencia en el país persa supone un triunfo de los halcones de la Casa Blanca y presagia una escalada de tensión y yo pregunto, con esta información, y con dos atentados mortales contra Irán, ¿qué se puede pensar? Qué se puede pensar después de que en mayo pasado, el Líder de Irán revelara una carta que Donald Trump le habría escrito a los países árabes del Golfo Pérsico diciéndoles que EE.UU. ha gastado 7 billones de dólares y que quería ver resultados, refiriéndose a controlar Siria, Irak e Irán. Con todos estos datos, ¿qué se puede pensar?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/hnb

lunes, 24 de septiembre de 2018 21:06
Comentarios