• Detrás de la Razón: Nueva revelación; Trump no quiere atacar a Irán, lo manipulan para ir a la guerra
viernes, 26 de abril de 2019 22:56

El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, hace declaraciones reveladoras. Resulta ser que contrario a lo que hemos visto y pensado durante estos años en la Casa Blanca.

El presidente estadounidense, Donald Trump, no quiere guerra contra Irán, lo que quiere como objetivo final es hablar y negociar con los iraníes. No obstante, podría ser llevado a una guerra, al caer en la trampa que el equipo B le está poniendo a través de ideas y planes agresivos que le soplan al oído o con las que le hacen un poco de lavado de cerebro.

“El objetivo del presidente Trump es ponernos de rodillas para conversar. No gastar otros 7 trillones de dólares en nuestra región solo para provocar una situación peor...”, tal como prometió en la campaña electoral, explica el canciller.

El equipo B es el que sí quiere una guerra y que estaría feliz viendo a Irán en llamas: “Aquellos que han diseñado las políticas que se están aplicando no quieren simplemente una solución negociada. Pero permítanme aclarar que Irán no está buscando una confrontación, aunque sí se defenderá”, dijo el ministro iraní.

¿Quién es el equipo B y qué poder tiene? Bueno, pues equipo que descubrió Zarif está conformado por los cuatro fantásticos: John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., y uno de los neoconservadores más radicales; Benjamín Netanyahu, el primer ministro del régimen de Israel; y desde la realeza, el príncipe heredero de Arabia Saudí, Muhamad bin Salman, y el príncipe heredero de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Muhamad bin Zayed Al Nahyan.

El equipo B sin duda representa miles de millones de dólares ya que es Arabia Saudí, con la petrolera Aramco y las petroleras de EE.UU. que están ahí. Es los EAU y su poder comercial. Es el régimen de Israel y todo lo que significa en desarrollo tecnológico incluido Silicon Valley en California, y son los neocones con bancos como Rockefeller y los supremacistas.

Además de que son finas personas: el príncipe de Arabia Saudí llena de sangre Yemen, y manda matar al periodista del Washington Post Jamal Khashoggi cortándolo en pedazos con una sierra. El príncipe emiratí se filtró que quería matar al rey con plutonio. Y Netanyahu, con la sangre de los palestinos.

El equipo B prácticamente tendría secuestrado a Trump y sus decisiones. “El equipo B quiere por lo menos, cambiar el régimen... y quiere la desintegración de Irán. El equipo B está empujando la política de EE.UU. a la guerra y al desastre. Pero... Si EE.UU. toma la loca decisión de evitar que (exportemos petróleo) entonces, hay que prepararse para las consecuencias”, alerta el canciller Zarif.

Por otro lado, también dijo que Irán actuará con “prudencia” en respuesta a lo que considera “políticas peligrosas” de EE.UU., esto al ser preguntado sobre si los buques de guerra norteamericanos todavía podían pasar por el estrecho de Ormuz, Zarif contestó que “pueden atravesarlo”.

“Si EE.UU. desea seguir observando las reglas del juego, los canales de comunicación, los protocolos actuales, entonces, a pesar del hecho de que consideramos la presencia de EE.UU. en el Golfo Pérsico inherentemente desestabilizadora, no vamos a tomar ninguna acción”, dijo.

No obstante, insistió que las tropas iraníes están preparadas para responder con fuego real a cualquier decisión militar de la Casa Blanca, incluidos los ataques de falsa bandera como accidentes tramados y planeados para encender el fuego.

La pregunta es… ¿Cómo Donald Trump saldrá de esta? En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la noche; México, doce, y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/rha/rba

Comentarios