• Detrás de la Razón: ¿Nueva guerra? Misiles S300
martes, 29 de enero de 2019 20:30

Aunque no soy pesimista, es indudable que los tambores de guerra están tocando.

El líder del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasralá, lanzó una advertencia contra Israel por sus constantes ataques. Prácticamente se la resumo en esta frase coloquial: “ni se te ocurra atacar o te arrepentirás”.

Nasralá dijo clara y directamente que una lluvia de misiles caería sobre los territorios que ocupa Israel. ¿Qué significa que se arrepentirán los israelíes? “Es decir que ellos tienen que saber que no tienen que repetir sus agresiones de este tipo porque el costo sería mucho más de lo que ellos piensan”, contesta el secretario general de Hezbolá en una entrevista a la cadena televisiva libanesa Al-Mayadeen.

Más aun, dijo que los israelíes le deberían de dar gracias por los misiles avanzados que tiene Hezbolá. “Yo quiero decirle a los israelíes que ustedes tienen que decirle al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que deje que Hezbolá tenga misiles precisos.

Es mejor. Porque si un día Hezbolá quiere responder a Tel Aviv y quiere atacar a Israel con misiles precisos, puede atacar una posición militar. Y si nuestros misiles no son precisos podrían equivocarse y caer en zonas residenciales. Les beneficia a los israelíes que tengamos misiles precisos. ¿Es un chiste o una amenaza? Pueden tomarlo como quieran, se burla Nasralá.

Todo esto viene porque Netanyahu en estos días se ha vanagloriado de su operación militar ‘Escudo del Norte’ con la que ha descubierto túneles por donde Hezbolá atacaría a los israelíes en la frontera con El Líbano, argumentando que fue un golpe contra las fuerzas de Hezbolá, golpe del cual, Hasan Nasralá se vuelve a burlar: “Es un túnel que se remota a mas de 13 o 14 años. Es un túnel que está en el interior de los territorios palestinos ocupados. Es decir, la inteligencia israelí, el ejército israelí, los cuerpos de seguridad israelíes y con toda la tecnología que alegan tener, a lo largo de catorce años no lograron descubrir este túnel dentro de los territorios ocupados”.

Netanyahu ha reaccionado con la rabia que lo caracteriza: “Nasralá rompió su silencio ayer. Está muy avergonzado por tres razones: primero, debido al gran éxito de nuestra operación ‘Escudo del Norte’ (que descubre los túneles de Hezbolá).

“Él y su gente invirtieron grandes esfuerzos en el arma sorpresa de los túneles invasivos, incluida su excavación, en contra de lo que dijo, en los últimos años y meses”. Nasralá está en una situación embarazosa debido a nuestra determinación. Contra Hezbolá está la fuerza de ataque letal del ejército israelí, y créanme, Nasralá tiene buenas razones para no querer sentir el poder de nuestras armas”.

Por si fuera poco, el secretario general de Hezbolá además advierte a Israel de que ni se le ocurra atacar a Siria otra vez. Que un error de cálculo podría llevar a la gran guerra. Ya le expuse cómo están las cosas. La guerra de intenciones es una tormenta.

¿Ahora resta preguntar si todo esto es retórica, muestra de músculo, declaración para consumo interno, o es ya un plan real para ver arder otra vez Oriente Medio?

En “Detrás de la Razón”, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la noche; México, doce, y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

mhn/nii/

Comentarios