• Detrás de la Razón: Netanyahu entre acusaciones de corrupción y promesas de campaña
jueves, 12 de septiembre de 2019 21:30

El primer ministro del régimen israelí, Benjamín Netanyahu, ha prometido anexar una parte estratégica de la Cisjordania ocupada, especialmente el Valle del Jordán y la parte norte del mar Muerto.

El Valle del Jordán representa cerca del 30 % de Cisjordania, territorio palestino ocupado por el régimen de Israel desde 1967. La promesa es parte de su campaña, si es reelegido en las próximas elecciones del 17 de septiembre.

Críticas a Netanyahu
“Cualquier decisión de Israel para imponer sus leyes, jurisdicciones y administración en los territorios ocupados carece de todo efecto legal”, advirtió la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Por su parte, el presidente palestino, Mahmud Abás, ha amenazado con suspender todos los acuerdos con el régimen de Israel, si este anexa más tierras en la Cisjordania ocupada.

Dichos que no logran frenar las políticas de Netanyahu, que se han potenciado en los últimos años, tras la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EE.UU. y debido a los amplios apoyos de este a Israel.

Se trata de una política agresiva que busca reposicionar a un Netanyahu que, de acuerdo a sus detractores, ha frustrado las esperanzas de paz con los palestinos, ha destrozado la sociedad atacando a las minorías y a los opositores de la izquierda, y ha manchado la política israelí con corrupción.

xsh/ctl/alg

Comentarios