• Detrás de la Razón: ¿México le quitará a EEUU parte de su territorio? El misterio de Trump
martes, 15 de enero de 2019 23:55

Déjeme plantear algo ingenuo, que no por ingenuo, imposible. Al ver tanta insistencia del presidente de EE.UU., Donald Trump, en construir su muro.

Al ver que está dejando sin comer por ya casi un mes a casi un millón de sus propios ciudadanos, empleados del gobierno; al ver que tiene en crisis a su Administración, que está afectando la economía de su país, que las perdidas por el cierre del gobierno ya son más de 3 mil millones de dólares y dentro de poco alcanzarán los 5 mil millones de dólares, que es justo lo que pide para el muro, al ver todo esto, no nos queda más que decir, o es una necedad caprichosa por querer cumplir su promesa electoral para no perder ni decepcionar a sus votantes, o hay un plan bien diseñado y planificado a futuro.

En el programa manejaré las dos hipótesis, por supuesto, la obvia es que todo es una maniobra política para no perder al ciudadano republicano de Estados Unidos profundo. Pero la otra hipótesis me gustaría plantearla con una pregunta ingenua, pero como dije, no imposible: Quitando el capricho y el interés electoral, ¿Es posible que Trump tenga miedo de que para el 2050, los mexicanos e hispanos, se apoderen por lo menos del territorio que EE.UU. le quitó a México, cuando los blancos sean la minoría?

Parto de la idea de que Trump es un magnate, no necesita el dinero, y conoce el poder desde hace mucho, y que por eso fue elegido por los neoconservadores, no para beneficiarse personalmente, sino para configurar una nueva geopolítica. Repito, ¿es posible que la necedad de Trump, no sea necedad y se un plan a largo plazo dada las proyecciones demográficas de que los blancos serán minoría y entonces prevea una gran ola futura de migración, que se desataría en el intento de controlar países con guerras económicas o con apoyo a insurgentes armados, tal como en Siria?

Esta quizá sea la explicación a su propio tweet: “Tengo un plan para el cierre”. Pero para comprender ese plan, tendrían que comprender el hecho de que yo gané las elecciones y prometí seguridad y protección para EE.UU.

Parte de esa promesa era un muro en la frontera sur. ¡Las elecciones tienen consecuencias!, escribe el presidente de Estados Unidos. Si no hay plan detrás de esto, entonces lo obvio, el capricho por querer conservar al electorado, pero ¿esa será una buena estrategia? ¿Hasta dónde lo dejarán?

“Hermanas y hermanos, esto no es más que una tontería de Donald Trum que utiliza a los empleados federales que trabajan duro, y a los empleados del Gobierno federal, como peones”, reclama en una manifestación laboral por el cierre del gobierno, Steve Holman, Federación del Trabajo de EEUU.

En “Detrás de la Razón”, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

mhn/nii/

Comentarios