• Detrás de la Razón; La única opción de Trump es bombardear Irán: anuncian que rompe el límite de uranio
miércoles, 3 de julio de 2019 22:01

En vista de la ineficacia de Europa y los signatarios del acuerdo nuclear, Irán ha anunciado que se acabaron los límites, podrá superar el límite de enriquecimiento de uranio permitido por el pacto nuclear.

Si anoche les dije que las cosas se ponían peor, pues hoy se han puesto mucho peor. Ayer anunció que superaba la cantidad de reserva permitida, hoy se trata del poder radioactivo del uranio.

Se le acabaron las opciones al presidente de EE.UU., Donald Trump; presionó a Irán con todo, económica, financiera, mediáticamente; la única opción que le queda es atacar militarmente al país persa, o arrepentirse, porque con el anuncio de hoy del uranio, Teherán avisa que nunca se va a rendir.

En los confines del espacio, cuando una estrella está muriendo, se crea una masa ultracaliente y condensada que gira a velocidades inimaginables, bajo la asfixiante presión de una gravedad autoinducida. Y en un momento dado la presión es tan insoportable, que explota. Esta es una supernova.

El calor y la inmensa energía se extienden por el espacio, emanando los elementos de la estrella muerta y creando nuevos elementos por las condiciones extremas. Ahí es donde nace el uranio. Así, este raro elemento pasa a formar parte de los materiales de los cuerpos celestes, incluida la Tierra.

En nuestro planeta, el uranio, en su estado natural, se encuentra de dos formas: uranio 235, con 92 protones y 143 neutrones. Y el uranio 238, con 92 protones y 146 neutrones. Química y físicamente, ambas moléculas son idénticas. Pero el uranio 235 tiene más energía, tanta que puede producir una reacción en cadena que liberará aún más energía.

El uranio bruto encontrado en la tierra está sucio. Tiene apenas una concentración de uranio 235 de 0,7 %. Enriquecer uranio es limpiarlo y dejarlo con las partículas más poderosas. Se obtiene bombardeando átomos de uranio 235, con neutrones. Se logra dividir los átomos, liberar más neutrones, formar una reacción en cadena y crear más uranio 235. A partir de una concentración del 3 al 5 % de uranio 235, se le nombra uranio enriquecido.

El acuerdo nuclear con Irán permite un nivel máximo de enriquecimiento del 3,67 %, suficiente para generar energía eléctrica. El nivel necesario para fines investigativos es del 20 %. Y el nivel de enriquecimiento para bombas atómicas es de más del 90 %.

Irán ha comenzado a reducir sus compromisos del acuerdo nuclear debido al incumplimiento y falta de compromiso de las potencias mundiales. El primer paso fue superar el límite de 300 kilogramos de reservas de uranio, un 3,67 %.

La siguiente fase, programada para el 7 de julio, es regresar, paulatinamente, a un enriquecimiento del 20 %, exclusivamente para retomar las actividades investigativas. Todo, porque Irán no puede seguir siendo el único de entre los seis signatarios que cumple con lo que ha prometido.

“Nosotros reducimos nuestros compromisos para salvaguardar el acuerdo nuclear. Nuestra medida no es un golpe al pacto, sino que busca preservarlo. Si nosotros no actuamos, el acuerdo nuclear se perderá. Ellos no han cumplido con sus compromisos y nosotros estamos reduciendo nuestras obligaciones de manera recíproca para que se mantenga el equilibrio,” apunta Hasan Rohani, presidente de Irán.

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted, en su casa, concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México, Colombia y Chicago a la una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/anz/alg

Comentarios