• Detrás de la Razón: La bomba nuclear, la falacia de EEUU e Israel sobre Irán

Caos en el derecho internacional es lo que refleja cada vez más el estado del mundo.

Con singular alegría y ligereza ahora el planeta se ha convertido en un programa de televisión de chismes amarillistas o de la prensa rosa, donde se calumnian y se acusan en el mundo de la farándula careciendo de todo rigor analítico, autocrítico y teórico.

La política ya de por sí envilecida por los corruptos en el mundo, ahora además se ha convertido en un verdadero show tragicómico. Si no es el presidente de EE.UU., Donald Trump, entonces es el premier del régimen israelí, Benjamín Netanyahu, de quien hoy vamos a hablar.

Ya lo había hecho antes, con la magia del powerpoint y efectos de “magazo”, apareció toneladas de documentos en un estante, como si apareciera un conejo del sombrero, con las palabras mágicas “ahora lo que van a ver, nunca antes lo han visto”, o algo por el estilo de los circos y carpas que han divertido a las masas en pueblos y barrios.

Otra vez así, vimos a Netanyahu pararse ante la reunión planetaria más importante, la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU), y frente a todos los países miembros, 193, el primer ministro del régimen de Israel hizo gala de la artesanía y la fotografía.

Como si eso fueran pruebas radioactivas, dijo que estaba mostrando cómo Irán está mintiendo y está deseoso de conseguir o construir la mortal bomba atómica, parece comedia, pero no, porque además pidió a la gente que se comprara uno de esos aparatitos baratos que venden por Amazon para detectar radiación y con él fueran al lugar que supuestamente su inteligencia encontró, en un barrio de Teherán, capital iraní, y comprobaran que tendría razón.

Más aun, Netanyahu presentó fotografías indicando los supuestos sitios de almacén de archivos, equipos y material radioactivo, correspondiente al supuesto programa nuclear de Irán que pretendería alcanzar la bomba atómica, como afirma el premier israelí.

Con las fotografías llamó al director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, para que prácticamente hiciera su trabajo y tomara muestras de ese sitio, desafiando así los informes, ya van 12 con el del pasado agosto, donde la AIEA vuelve a confirmar que Irán está cumpliendo con el acuerdo nuclear y no persigue bomba alguna.

Sobre este show de Netanyahu, la propia Inteligencia de Estados Unidos, citada por la agencia británica de noticias Reuters, afirma que las payasadas del premier israelí son engañosas. No obstante, sí provocó que el Departamento de Estado de Mike Pompeo instara a la AIEA a investigar los presuntos mapas del “tesoro” que mostró “Bibi”.

¿Para qué todo este show? Ya lo dijo Netanyahu en una entrevista. “Sería muy sabio” que se derrocara al Gobierno de Irán, “que se ponga en una caja”.

Meter presión y revelar datos no comprobados persiguen así una hoja de ruta que pretende ver los días contados del Gobierno islámico iraní, ya lo dijo así de claro John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Trump, “el Gobierno de la República Islámica de Irán, no celebrará su 40.º aniversario” que es en unos meses.

¿Cuánta presión más implementará la mancuerna Israel-EE.UU. para lograr su objetivo? ¿Cómo reaccionará y resolverá el Gobierno de Irán este intrincado proceso?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/rha/alg

domingo, 30 de septiembre de 2018 23:32
Comentarios