• Detrás de la Razón: ¿Israel podría atacar a Irán? es la crisis de Netanyahu
miércoles, 27 de noviembre de 2019 22:23

El régimen israelí sigue en un bloqueo político sin precedentes con un primer ministro acusado de corrupción y una posible tercera elección en menos de un año.

Luego de diez años en el poder, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el futuro político de Israel parecen más ligados que nunca. Netanyahu ha decidido no renunciar al cargo tras las imputaciones de corrupción y el persistente bloqueo político ha abierto un sinfín de especulaciones.

El futuro político de Israel, en el limbo. Las imputaciones de Netanyahu por corrupción profundiza la crisis política. Los israelíes manifiestan su descontento por la situación después de que el premier decidiera no renunciar a su cargo. Ello, a pesar de convertirse en el primer jefe del ejecutivo en ejercicio en ser acusado por el fiscal general de delitos de cohecho, fraude y abuso de confianza.

Primero, enfrenta el grave problema de no poder formar gobierno. Y ahora, además, su muerte política la tiene enfrente. En el primer caso, se le acusa de recibir lujosos regalos ilícitos de millonarios valorados en 260 000 euros a cambio de favores. Carísimos puros, joyas, viajes y champán francés.

En otro caso, se le acusa de llegar a un acuerdo con el diario Yedioth Ahronoth para debilitar al diario rival Israel Hayom. A cambio, el primer ministro habría pedido publicaciones que lo cubrieran de bondad.

Pero el más grave de todos es el caso 4000. Netanyahu es acusado de hacer favores al gigante de la telefonía Shaul Elovitch, accionista mayoritario del grupo Bezeq. A cambio, el primer ministro habría pedido otra gran cobertura de buena imagen en el portal Walla, para él y su esposa. La pena podría ser de 10 años de cárcel. Netanyahu niega todo.

El partido derechista de Netanyahu asegura que consideraría la propuesta si la coalición azul-blanca propone una alternativa a Gantz como candidato. Sin embargo, Gideon Saar, el mayor rival de Netanyahu en la formación Likud, apuesta por primarias al considerar que este no podrá formar ejecutivo.

Todo esto, para los palestinos es una muestra de un declive en el régimen de Tel Aviv. Una encuesta publicada por el canal 13 de la televisión israelí, realizada tras la imputación del premier israelí, revela que el 56 % cree que Netanyahu no puede continuar en el cargo. Varios líderes del partido Likud israelí se han reunido secretamente para destituir al primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu.

El canal 12 de la televisión israelí informó el viernes que altos funcionarios del partido Likud están convencidos de que “la era de Netanyahu ha terminado”, por eso, están intentando deponerlo como líder del partido dentro del período actual de 21 días asignado por el parlamento para que el Likud designe a un candidato para formar gabinete. Los principales miembros del Likud saben que la única forma en que podrán derrocar a Netanyahu, será unirse detrás de un candidato, indicó.

¿El hecho de que Netanyahu se esté ahogando podría ser algo muy negativo para toda la región? Lo pregunto porque es todo un belicista y en el mismo Israel están preocupados por el hecho de que, para intentar desviar la atención sobre sus delitos y para salir del caos político, lance un ataque contra El Líbano, Siria o Irán, o una masacre en Palestina.

De hecho, EE.UU. está tan preocupado que envió a sus generales del Departamento de Defensa (el Pentágono) a que lo frenen porque no quieren que Israel los arrastre a una confrontación bélica, pero Netanyahu le insiste al presidente norteamericano, Donald Trump, que ponga en la mira a Irán.

¿Qué podría pasar? En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted, en su casa, concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a su disposición en YouTube.

Por: Roberto de la Madrid

fdd/anz/alg

Comentarios