• Detrás de la Razón: Israel en un laberinto sin salida. ¿Es el fin de la era Netanyahu?
viernes, 20 de septiembre de 2019 21:12

El futuro político de Israel está en el limbo. Después de la celebración de las segundas elecciones legislativas en sólo 5 meses.

Los resultados representan un fracaso para todos los partidos políticos. Unas elecciones que para muchos eran además un referéndum para Benjamín Netanyahu, quien se juega su quinto mandato en el poder y que en menos de un mes tendrá que comparecer ante la justicia por corrupción, abuso de confianza y malversación.

Los resultados finales de las elecciones del martes 17 de septiembre, a falta de algunas validaciones, confirman el bloqueo político en Israel, sin mayorías parlamentarias de los dos grandes bloques, y que el Likud de Netanyahu deja de ser el partido más votado. El Likud obtuvo 31 escaños de los 120 del Parlamento, y la formación del general Benny Gantz, Azul-Blanco, alcanzó 33. Es decir empate entre partidos y entre bloques. En otras palabras: incertidumbre, bloqueo y presión para la formación de un nuevo ejecutivo.

Desde los movimientos de resistencia palestina advierten que el resultado electoral carece de importancia porque tanto Netanyahu como Gantz, son dos caras de una misma moneda.

En cualquier parte del planeta, los políticos ante unas elecciones prometerían desarrollo y paz. Pero, lamentablemente en Israel las promesas electorales se centran en cómo privar a los palestinos de sus derechos y de cómo violentar el derecho internacional. Ni la promesa de anexionar más territorio palestino, ni el apoyo del presidente Donald Trump, ni el polémico tratado de defensa mutua que negocian con EE.UU. le sirvió a Netanyahu, que ahora mismo está en la cuerda floja.

Por cierto, Netanyahu puede pasar en los próximos meses de ser el primer ministro con más tiempo en el cargo en el régimen de Tel Aviv, a entrar a la cárcel por los 3 casos de corrupción que lo acorralan. Del otro lado nos queda Gantz, quien les recuerdo dirigió la guerra en Gaza en 2014 y que se saldó con más de 2300 palestinos muertos. Una preocupante y lamentable situación.

Por: Juan Gabriel Gordín

smd/ctl/mkh

Comentarios