• Detrás de la Razón: Israel contra Gaza, más que Margen Protector, muertos y tregua rota

Contra todos los palestinos, pero el blanco son los niños, esas estrellitas que no entienden qué pasa a su alrededor.

Israel y sus bloqueo férreo, asentamientos ilegales, ataques sistemáticos, olivares quemados, cortes de electricidad y agua.

Hace un par de días escaló ese conflicto eterno entre el régimen israelí y los palestinos, ese fuego inapagable, esa calma tensa, es problema que nos tiene en vilo, porque vemos en vivo cómo muere esa nación en cámara lenta, cómo los niños son asesinados por francotiradores, por drones, por balas perdidas.

El preludio fue el último viernes de las Marchas del Retorno, ya van más de cien, iniciadas el 30 de marzo, en las que los palestinos piden el fin del bloqueo a Gaza y el retorno de los palestinos desterrados de sus tierra durante la guerra que siguió a la creación, el 14 de mayo de 1948, del régimen de Tel Aviv.

En ese día, un soldado israelí resultó herido, Israel, enfadado. Al día siguiente, Israel lanza el mayor ataque aéreo contra Gaza desde la operación denominada Margen Protector en 2014, alega que lo hizo contra las posiciones del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) en reacción a los ataques de este movimiento.

Proyectiles de mortero y cohetes surcan los cielos. Caos, gritos, otra vez. Los jóvenes palestinos, Namir Al-Nimra, de 15 años y Luai Kheil, de 16, murieron. Testigos dicen que los dos estaban junto a un edificio de cinco pisos cuando unos drones israelíes lanzaron ataques, ataques que se enmarcan en la operación denominada “golpeando el techo” que lleva adenlante el régimen de Tel Aviv desde el 27 de diciembre de 2008. En esa jornada más de 20 palestinos resultaron heridos.

Las autoridades israelíes instrumentalizan operaciones defensivas para atacar el enclave costero palestino y contra toda lógica y respeto a las leyes internacionales atacan no solo lo que alegan: las bases de HAMAS, sino escuelas, casas, mezquitas, centros de recreación, etcétera.

En la escalada, la mediación regional llegó de la mano de Egipto. HAMAS e Israel llegaron a un acuerdo para cesar los bombardeos contra Gaza y los ataques de represalia del lado palestino, 72 horas no más.

Pocas horas después de la entrada en vigor de la tregua, las partes la violaban. El martes, al parecer, habrá negociaciones en El Cairo para una tregua duradera, pero las condiciones de ambas partes son insuperables.

Ante la condena internacional, Israel alega que alerta a los palestinos para que abandonen los centros y bases militares de HAMAS antes de los ataques, pero cómo si los ataques que lanzan son sorpresivos, ¿cómo van a prevenir a su archienemigo?

Nos preguntamos ante la causa palestina, ¿qué más podemos hacer?, ¿por qué ese ensañamiento con los palestinos?, ¿por qué, por qué?

Se habla de una guerra de desgaste entre ambos lados. Pero a veces la realidad nos golpea, especialmente con declaraciones como la del asesor de prensa de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés), Adnan Abu Hasna, que decía hace poco, “Para Gaza no hay futuro, es una gran cárcel, donde no hay sueños, no hay estabilidad. Dos millones de personas, un 50 % de desempleo, el sector privado no funciona”.

La lucha decisiva por el pueblo palestino la ha tomada la comunidad internacional, de la mano de jóvenes en las cuatro esquinas del mundo, de la mano de medios alternativos, de políticos con consciencia y de personas de todas las confesiones religiosas, sí incluido el pueblo judío.

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la tarde; México, y Colombia, una de la tarde.

Por: Cristina Leiva

smd/ncl/hnb

lunes, 16 de julio de 2018 20:02
Comentarios