• Detrás de la Razón: Irán reafirma su postura ante la ONU y EEUU
miércoles, 25 de septiembre de 2019 22:36

Irán ha vuelto dejar más clara que nunca su postura ante el seno de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) y el concierto de naciones.

A pesar de los escollos y obstáculos que en un principio tuvo que enfrentar la comitiva persa para poder obtener el visado por parte de Estados Unidos y entrar así a Nueva York para estar presente en la Asamblea General número 74, Irán, a través de su presidente, Hasan Rohani, expresó su mensaje, que estuvo enfocado en dos puntos vitales.

Negociaciones bajo sanciones no es posible. El presidente Rohani reiteró así que no es posible creer en la invitación a la negociación por parte de la Administración de Trump, luego de que esta haya aplicado las sanciones más severas de la historia contra la dignidad y la prosperidad de la nación persa.

De esta manera, Irán sostiene una vez más su llamado a Estados Unidos a que regrese a los compromisos del acuerdo nuclear, del cual se retiró unilateralmente en 2018, y de esa manera podrían darse las vías para una mesa de diálogos.

Así, la postura iraní vuelve a hacer frente no solo a la política de máxima presión de la Casa Blanca en su contra, sino a los ataques y acusaciones más recientes de EE.UU., que insiste en hacer ver a Irán como el causante del terrorismo o la tensión en Oriente Medio, acusaciones secundadas por el llamado “grupo B”, que también integran Arabia Saudí e Israel.

El segundo punto expuesto por el presidente Rohani estuvo relacionado con la seguridad y la paz en el Golfo Pérsico, epicentro en las últimas semanas de la escalada de tensiones entre Washington y Teherán.

Por ello y en respuesta al accionar estadounidense de aumentar su presencia militar en Oriente Medio y además buscar una coalición internacional para el control marítimo y naviero en las aguas del Golfo Pérsico, secundado por Riad, Irán ofrece la llamada “Coalición de Esperanza”.

Aunque el mandatario persa indicó que más adelante la comitiva diplomática explicará con mayor detalle la consistencia de esta coalición propuesta, la misma se basaría en los principios de las Naciones Unidas, como la igualdad, el respeto mutuo, la inviolabilidad de fronteras, la resolución pacífica de controversia y la no agresión y no injerencia en los asuntos nacionales de otros países.

De esta manera, Irán reiteró que la seguridad del Golfo Pérsico solo se puede garantizar a través de los países regionales.

La propuesta iraní en este sentido sale al contrapeso que intenta ejercer la Casa Blanca justo ahora cuando el secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, ha viajado a Arabia Saudí, y pretende convocar a una reunión de aliados del Golfo Pérsico y Oriente Medio para discutir cómo “contrarrestar a Irán”.

La cuerda se podría tensar en este punto, y más cuando EE.UU. y Arabia Saudí culpan a Irán de los ataques a las refinerías saudíes, asumidos por Yemen. Una postura a la que se han unido Francia, el Reino Unido y Alemania, una posición que tal vez aleje aún más el compromiso de los signatarios europeos respecto al acuerdo nuclear.

¿Qué más claridad necesitan Estados Unidos y Europa?

¿Qué más puede tensar la frágil cuerda de la diplomacia que sigue estancada frente a los unilateralismos?

Entretanto, Irán está convencido de que los complots de Washington y Tel Aviv en la región están condenados al fracaso, y reitera su resistencia.

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y ustedes, en sus casas, concluyen. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México, Colombia y Chicago a la una de la tarde.

Por: Danny Pérez Díaz.

fdd/anz/alg

Comentarios