• Detrás de la Razón: Irán no se doblega. Rechaza diálogo con EEUU mientras continúe la política hostil
miércoles, 18 de septiembre de 2019 22:24

Teherán no se doblega. El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, vuelve a rechazar un diálogo con Estados Unidos.

El Líder de Irán advierte que la Administración de Donald Trump busca imponer su voluntad a la nación iraní. En el país persa hay un consenso total. Estados Unidos solo busca imponer sus demandas y lo quiere hacer bajo una campaña de máxima presión.

Para el Líder iraní, la propuesta de diálogo de Washington no es más que un truco y el país persa no va a caer en el juego. Estados Unidos y Donald Trump intentan vender gato por liebre. Algo así como que “Haz lo que yo digo y no lo que yo hago”.

Estados Unidos espera un diálogo, cuando amenaza y acusa constantemente a Teherán de todo y a su antojo. Acusaciones que llegan casi siempre de forma incomprensible y sin lógica alguna.

Asimismo, al ayatolá Seyed Ali Jamenei restó importancia a las sanciones estadounidenses al subrayar que no han tenido el impacto deseado por Washington sobre el país persa. También cuestionó la postura contradictoria de las autoridades estadounidenses ante el diálogo con la República Islámica.

Tanto a Donald Trump como a su última víctima, John Bolton, les fallaron los cálculos con Irán. Ni las sanciones ni las presiones externas ni el apoyo a sus aliados en la región ni esa política de asfixia han logrado doblegar al país persa.

Desde el mismo Estados Unidos llegan voces muy críticas con la gestión de la Casa Blanca. El exdirector de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés) John Brennan critica a Trump por su incapacidad a la hora de gestionar asuntos de política exterior y asegura que la salida de Washington del acuerdo nuclear agudizó las tensiones en Oriente Medio. Una imprudente ineptitud de Trump, así lo dice el propio Brennan.

Lo cierto es que Irán lo tiene muy claro, bajo amenazas, sanciones y mentiras no hay diálogos. A Donald Trump le sale caro el juego, porque Irán, contra todos los pronósticos de sus asesores, se mantiene firme y no acepta chantajes para dialogar.

xsh/anz/alg

Comentarios