• Detrás de la Razón: ¿España y EEUU detrás del asesinato de niños con súper armas?

Hace unos días, unos niñitos, 60 y tantos, más o menos, se subieron al autobús escolar que los regresaría a casa.

Estaban felices porque habían ido a una excursión y se habían divertido. Lo que no sabían es que lejos de ahí, los pilotos de la Fuerza Aérea se subían también a sus aviones, cargados de misiles y munición. Pero los niños, jamás se iban a enterar, se subieron así a su bus. Iban algunos jugueteando, otros medio dormidos, alguno cantaba, cuando de pronto el chófer se detuvo.

Tenía sed. Bajó a comprar algo a la tienda. Aquellos pilotos, con sus aviones supersónicos ya habían alcanzado al autobús, en donde sin piedad, dejaron caer su poder de fuego. Los niños quedaron rostizados, algunos salieron por los aires, el autobús volcado, las casas y comercios al rededor destruidos.

Decenas de muertos, claro casi todos los niños, y algunos comerciantes del área. Fue Arabia Saudí, que desde el aire bombardea sin interrupción desde el 2015. La Cruz Roja Internacional ha repudiado el ataque y reportado la sangre que corrió hacia los hospitales donde sus médicos atienden.

Pero lo más sádico de este ataque fue la declaración de Arabia Saudí, "[Los ataques aéreos] se ajustaron a las normas internacionales y leyes humanitarias", aseguró el portavoz de la coalición saudí, Turki al-Malki, para explicar y justificar la rosticería de pequeñitos que hicieron.

Alegan que horas antes el movimiento popular de Yemen, había lanzado un misil balístico, hacia una ciudad saudí, matando a una persona e hiriendo a varios, y que como venganza, bombardearon donde estaban los niños.

¿Qué mentalidad es esa? Nadie que tenga un juicio sensato en el mundo pudiera entender la respuesta saudí, hasta Estados Unidos, subió el tono de voz: "Llamamos a todas las partes a tomar medidas apropiadas para proteger a los civiles", señaló Healther Nauert, portavoz del Departamento de Estado estadounidense.

Porque todos saben en el mundo y más los militares que "Según el derecho internacional humanitario, los civiles deben estar protegidos durante el conflicto", inmediatamente recordó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Han pasado años de denuncia y los gobiernos, la comunidad internacional hace oídos sordos, ¿por qué no les importa la masacre de niños? Quizá la respuesta esté en la siguiente noticia, aunque ya lo sabemos, en España se acaba de revelar otro dato acusatorio de la inhumanidad:

España, a pesar de saber de la masacre que hace Arabia Saudí con los yemeníes, le ha aumentado la venta de armas, vendiéndole 308 millones de dólares, el año pasado. Y si hacemos las sumas, desde el 2012 al 2016, 1600 millones de dólares en armas listas para matar.

Las ONG y algunos conscientes en España han calificado esto de infamia y de complicidad con Arabia Saudí y las matanzas que hace. "Esto no lo podemos consentir. Uno de los grandes retos que el nuevo Gobierno de España tiene por delante es poner fin al envío de este tipo de material, ante el riesgo de que acabe utilizándose en Yemen.

Y sumarse al creciente número de países que, como Alemania, Suecia, Canadá, Finlandia, Noruega o Bélgica, están dejando de vender armas a la coalición saudí", ha insistido Amnistía Internacional, que ya desde hace años viene denunciando la apatía de los españoles por dejar que se alimente de fuego el conflicto. Y ya ni le digo del Reino Unido ni de Estados Unidos que sus finanzas están ensangrentadas por las ventas astronómicas que le hacen tan solo a la monarquía saudí.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/alg

domingo, 12 de agosto de 2018 23:12
Comentarios