• Detrás de la Razón: ¿En Palestina se iniciará la Tercera Guerra Mundial? Trump y el Juicio Final
lunes, 8 de abril de 2019 20:16

El gran Israel: si analizamos detenidamente las jugadas del premier israelí, Benjamín Nentanyahu, todo parece indicar que esa es la gran intención que está detrás.

Consolidar el sueño del sionismo al construir, declarar y apropiarse del territorio necesario para que exista el gran Israel, mucho más allá incluso de las fronteras de los territorios ocupados. ¿Qué pasó? Pues que no se conformó con que Estados Unidos reconociera que Jerusalén es su capital única, eterna e indivisible; que no se conformó con que EE.UU. haya movido su sede diplomática de Tel Aviv a Jerusalén.

Que no se conformó con que Donald Trump haya reconocido los altos del Golán como propiedad y territorio del régimen de Israel; ahora Netanyahu, amenaza y promete con anexionarse y declarar territorio oficialmente y netamente de Israel, los asentamientos israelíes en los territorios palestinos, el famoso West Bank, la Cisjordania ocupada, asentamientos israelíes declarados por las potencias del mundo como ilegales, cuando en la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), se le ordenó y se le prohibió a Israel sobre pasar las fronteras acordadas de 1967.

Si usted lo ve detenidamente es una declaración de guerra contra los palestinos y árabes sobre todo, aunque viven también ahí cristianos. Pues aniquila la idea de un Estado palestino, aniquila la identidad misma de los palestinos, al replegarlos a pequeñas islas de lo que fue Palestina a principios del Siglo 20. La otra cosa que sorprende mucho es la alianza que hizo Netanyahu con la ultra extrema derecha israelí, una organización que por su ideología, enseñanza, educación y atentados, fue considerada desde hace tiempo por el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés), grupo terrorista y el Gobierno de EE.UU. la incluyó en su lista negra.

Hablo de los seguidores de Meir Kahane, un rabino que quiso justo lo que Netanyahu se anexione el West Bank e imponga en Israel las ideas de Hitler, una política religiosa exclusiva para judíos donde cualquier otro tendría que ser expulsado físicamente. La propia prensa de Israel está sorprendida por el pacto y apoyo que Netanyahu hizo a esta facción.

La explicación es que está desesperado por ganar las elecciones y vio en esta ala más que fascista la solución. Sin embargo, yo creo que Netanyahu siempre ha pensado como ellos. Los judíos de EE.UU. han protestado contra el primer ministro y esta política que podría provocar una gran guerra en todo Oriente Medio.

Las preguntas que hay que hacer a nivel global es si esto coincide o es parte de la corriente en ascenso de las ultraderechas que están apropiándose de las políticas de los Estados, o si es la mística de los ortodoxos que quieren imponer con la construcción del templo de Salomón y su famosa profecía mesiánica donde pretenden salvarse en el Juicio Final.

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la noche; México, doce, y Colombia, una de la tarde.

Roberto de la Madrid

smd/ncl/hnb

Comentarios