• Detrás de la Razón: El poder del dólar se debilita si Irán une a Rusia, China y Europa

No cabe duda que cuando el interés es grande, hasta se disfrazan de filántropos. Europa está decidida a desafiar a Estados Unidos, con tal de defender a Irán.

Yo no sé si lo hagan por caballeros, que no creo, porque les gusta la democracia en todo el mundo, tampoco creo (Siria y Libia), por amor al pueblo iraní, (menos lo creo), o por dignidad y demostrar que pueden decirle no a EEUU, eso lo creo mejor.

Pero lo que no creo es que los políticos europeos decidan una aventura sin calcular lo financiero, y caemos a la hipótesis de hoy, que la mayoría de cosas se mueve por dinero. Ya lo sabremos en el futuro o por lo menos vale la pena plantear al ver la gran inquietud que viene de Europa por respetar el acuerdo nuclear.

En este tenor, para empezar, cuando Donald Trump decretó el primer paquete de sanciones asfixiantes contra Irán en agosto pasado, la Unión Europea (UE) implementó como respuesta el llamado estatuto de bloqueo para amenazar a todas las compañías europeas con sanciones y castigos si cumplen u obedecen a las sanciones de EE.UU.

Dando elegir a sus ciudadanos y empresas qué ley querían violar, si la de Donald Trump de los EEUU o la ley europea. Esto lo hizo para frenar la desbandada de empresas que por terror de ver las sanciones de EE.UU., salieron corriendo de Irán. Sus castigos no funcionaron muy bien porque gigantes europeas, dijeron adiós mundo persa.

Ya vienen las sanciones del 5 de noviembre, el segundo paquete que tratará de ahorcar la economía iraní reduciendo a cero sus ventas de petróleo al mundo y haciendo que carezcan de liquidez y capital para obligarlos a ir a la mesa de negociación de lo que quiere imponer el Tío Sam. Es por eso que entonces los estrategas de Europa comenzaron a diseñar un mecanismo llamado canal de pagos para proteger a todas las empresas europeas que negocien con Irán, un mecanismo que haga transferencias a escondidas de los ojos de Washington para que así se viole la ley en EE.UU. pero no en Europa y más bien se respete la ley internacional al seguir a pie de la letra el acuerdo nuclear.

El canal de pagos, será como un canal de Panamá que lleve las exportaciones de un lado a otro sin utilizar el mar. Aun los estrategas, técnicos y asesores de la UE no saben si funcionará o no, porque no saben hasta qué punto los sistemas financieros tengan un telescopio o microscopio para perseguir las transacciones de los entes europeos, porque si las detectan, quienes sufrirán serán las empresas de Europa.

Por eso Irán alerta, y deja claro las cosas, si ese mentado canal de pago no funciona, Irán simplemente se sale del acuerdo nuclear, lo que significa que las cosas se complicarían para el mundo. Irán ha dicho que podría regresar a la situación antes del acuerdo, al incrementar su enriquecimiento de Uranio, su número de centrifugadoras nucleares y su abastecimiento nuclear, claro, recalca, con fines científicos. ¿Qué futuro le depara al acuerdo nuclear? ¿a Irán? ¿a Europa? ¿Y cuál será el papel de China y Rusia?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/hnb

lunes, 1 de octubre de 2018 21:24
Comentarios