• Detrás de la Razón: El hambre, arma de chantaje de EEUU contra Palestina
sábado, 22 de diciembre de 2018 21:19

Dice una frase popular que ‘con el hambre no se juega’. Casi 200 000 palestinos, entre niños, mujeres y hombres inocentes, podrían quedarse sin ningún alimento.

Hemos sido testigos de cómo durante el 2018 el Gobierno de Estados Unidos ha ido poco a poco reduciendo la ayuda y asistencia humanitaria a los millones de refugiados palestinos, en crisis por la histórica agresión y bloqueo israelí contra su pueblo, agresión respaldada por Washington.

Desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca en 2016, ha cuestionado el dinero que Estados Unidos destina a la ayuda internacional, y más si se trata de Palestina. Tras su apoyo a Israel, reconocer Al-Quds (Jerusalén) como capital del régimen israelí e incluso mudar la embajada estadounidense a Jerusalén, su siguiente movida consistió en arremeter contra la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés) por considerar que no ha desempeñado el rol que debería para reactivar las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos.

En enero, la Administración Trump anunció que solo aportaría a la UNRWA 60 millones de dólares en 2018, frente a los 364 millones otorgados un año antes, pero a finales de agosto decidió cortar todos los fondos que concedía a la agencia. Hasta el 2017 Estados Unidos fue el mayor contribuyente internacional a la mencionada organización, de la que sufragaba un tercio del presupuesto.

Pero adicionalmente desde Washington se ha discrepado sobre qué palestino puede ser considerado como refugiado, ya que a su juicio solo merecen tal reconocimiento una décima parte de los más de 5 millones de personas a las que asiste la UNRWA. Es decir, se trataría de incluir sólo a los supervivientes del éxodo desatado tras la ocupación israelí para instaurarse como lo hicieron en 1948. Un hecho que eliminaría de facto el derecho al retorno de la gran mayoría de refugiados.

Por si fuera poco, el presidente Trump ordenó reasignar 25 millones de dólares que estaban asignados para financiar la atención sanitaria en hospitales de en Al-Quds a otras zonas.

Todas estas medidas han trascurrido justo en un año en el que desde la Casa Blanca se ha venido hablando de un llamado “acuerdo del siglo” que buscaría sentar en una mesa a palestinos e israelíes, con el objetivo de que los palestinos acepten y firmen lo que se supone que pondría fin al conflicto más antiguo de Oriente Medio.

Sin embargo, ese hipotético acuerdo, en el que tiene metida sus manos el principal asesor de Trump y además su yerno, Jared Kushner, ni siquiera se ha dado a conocer. Ni sus puntos, ni sus concesiones, absolutamente nada.

Ahora, en medio de un férreo bloqueo a la Franja de Gaza por parte de Israel, deficiente infraestructura, falta de gasolina, daños al sistema eléctrico, falta de insumos alimenticios y materiales médicos y numerosas necesidades intensificadas debido a los ataques israelíes contra las Marchas del Retorno viernes tras viernes, que han dejado miles de heridos y cientos de muertos, preocupa sobre manera este recorte de la ONU a la asistencia alimentaria en Gaza y Cisjordania.

La interrogante planteada tras los hechos es si Estados Unidos está utilizando el retiro de la asistencia humanitaria a millones de palestinos como arma de chantaje para que acepten su llamado “acuerdo del siglo”.

En Detrás de la Razón los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es descubrir los ángulos que no dicen los Gobiernos ni los medios de comunicación.

El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por Danny Pérez Díaz

smd/mla/mkh

Comentarios