• Detrás de la Razón: Ejército de EEUU será exterminado si ataca Irán, advierten a mensajero de Trump
jueves, 13 de junio de 2019 22:10

Misterio, mensajes, retórica, explosiones. El mundo ve con expectativa lo que pasa en uno de sus focos rojos más importantes: Oriente Medio.

Por primera vez, un primer ministro de Japón visita Irán como República Islámica. Desde que el Imam Jomeini (que en paz descanse), el fundador de la República Islámica de Irán, instauró la Revolución Islámica, no se había parado un líder nipón de esa envergadura en la nación iraní.

El japonés Shinzo Abe realiza la visita en medio de una gran tensión en Oriente Medio entre Irán y EE.UU. El primer ministro de Japón, si bien llega con una agenda para ampliar las relaciones bilaterales, traía una encomienda que era vital para él: una carta desde Washington que era, más que nada, la invitación del presidente estadounidense Donald Trump a las autoridades iraníes para que se sentaran a la mesa de diálogo con el magnate de Nueva York.

La sorpresa para el primer ministro nipón es que el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, le puso un gigante “no”.

El ayatolá Seyed Ali Jamenei dice que nunca jamás volverá a sentarse a la mesa de diálogo con EE.UU. por no fiarse de ese país: “La República Islámica de Irán no confía en absoluto en EE.UU. y nunca repetirá la amarga experiencia de la anterior conversación con este país en el marco del pacto nuclear, ya que ninguna nación libre y sabia acepta dialogar bajo extorsión”.

Así respondió a una oferta de diálogo del presidente estadounidense, la que ha presentado el premier nipón en esta cita. “No considero a Trump digno de intercambiar mensajes, y no tenemos ni tendremos ninguna respuesta para él”, ha comunicado a Abe.

El ayatolá Jamenei, aunque ha reconocido la buena fe y la seriedad de Abe en su oferta de mediación entre Teherán y Washington, ha aseverado que no cree en la honestidad de la propuesta de diálogo de Trump. Además dijo que es una gran “mentira” la reciente afirmación del presidente de EE.UU. de que no busca un “cambio de régimen” en Irán.

“El cambio del régimen en Irán”, ha proseguido el Líder, es un anhelo largamente buscado por todos los presidentes de EE.UU. de los últimos cuarenta años, pero ninguno ha podido ni podrá lograr su objetivo”.

Asimismo, en rechazo a la desgastada acusación sin fundamento del magnate estadounidense de que Irán “busca dotarse de armas nucleares”, ha recalcado que la República Islámica se opone a este tipo de armas de destrucción masiva.

“Una fatwa (edicto religioso) que emití antes prohíbe cualquier intento de fabricar armas atómicas. Pero tienen que tener en cuenta que, si hubiéramos pretendido hacerlo, EE.UU. no habría podido hacer nada”, ha dejado claro el Líder de la Revolución Islámica.

Y justo cuando estaba en esta reunión de altísimo nivel, frente a las aguas de Irán, dos petroleros son atacados misteriosamente. La Armada iraní ha rescatado a 44 miembros de la tripulación de dos buques siniestrados en el mar de Omán y los ha transferido al territorio iraní para asistirlos.

Varios medios de comunicación regionales e internacionales han informado este jueves de la explosión de dos buques cisterna en el mar de Omán, afirmando que la tripulación de ambos petroleros solicitaron socorro.

“Los 44 marineros de los dos petroleros extranjeros que se han accidentado esta mañana en el mar de Omán fueron trasladados por la Flota de la Armada de Irán al puerto de Yask”, en la provincia sureña persa de Hormozgan, ha informado este jueves el director de Gestión de Protección y Seguridad Marítima de la Organización Marítima y de Puertos de Irán, Alireza Joyaste.

¿Qué está pasando en Oriente Medio?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México, Colombia y Chicago a la una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/mla/rba

Comentarios