• Detrás de la Razón: ¿EEUU vs. Trump y China por crear un monstruo armado?
miércoles, 12 de junio de 2019 21:32

Nunca me hubiera imaginado que los eternos enemigos republicanos y demócratas en el Congreso de Estados Unidos se unirían para combatir al presidente.

De los demócratas, lo espero siempre, pero de los republicanos, es decir, del mismo partido de Donald Trump, contra Trump.

Y lo más extraño es que sea para defender a Yemen, cuando nunca les ha importado la vida de miles de niños y mujeres que han sido asesinados por las propias armas que Estados Unidos le ha dado a Arabia Saudí. Fue el expresidente estadounidense Barack Obama el que apoyó la guerra saudí en Yemen, fue un demócrata que sabía que muchos civiles estaban muriendo y no hizo nada.

¿Por qué ahora les vino el remordimiento o la iluminación moral sobre todo a los congresistas? Y no digo ahora inmediatamente, sino en este 2019.

En abril, el Congreso se unió, la Cámara de Representantes y el Senado, republicanos y demócratas, para decretar una ley que no apoyará o ayudará a frenar la guerra en Yemen al prohibirle al presidente Donald Trump venderle armas a Arabia Saudí.

La ley se dio, pero Trump la vetó, y le importó un comino. Después del anuncio reciente de que se había cerrado el trato por 8000 millones de dólares en una venta de armas a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), los senadores se volvieron a apretar el cinturón y emitieron 22 resoluciones para parar contrato por contrato la venta que pretende hacer Trump.

Trump saca el As bajo su manga y promete saltarse y burlarse del Congreso y sus 22 resoluciones apelando a la ley de emergencia con la que le puede enviar armas a un aliado ante una amenaza. ¿Cuál es esa amenaza para Trump? ¿Irán?

Los senadores dicen que si hay una urgencia es salvar a las víctimas yemeníes de la amenaza de Arabia Saudí, no darle más armas.

Otro de los puntos que denuncian los senadores de Estados Unidos es que no se le puede dar armas a un régimen dictador asesino, que no se le puede dar armas a una monarquía que asesina periodistas con sierras, o que quiere crucificar y desmembrar a un niño porque gritó a los 10 años de edad: “Queremos derechos”.

Pero Trump repite que Irán es la causa de su atrevimiento, reforzar y armar a Arabia Saudí para que contrarreste a Teherán. Con su conducta autoritaria y terrorista —porque querer desmembrar a un niño no sé cómo le podamos llamar—, ¿qué haría un régimen cuando este súper armado con las mejores armas y de todo tipo?

¿Qué se espera en Oriente Medio y el mundo con un régimen armado que cuando un periodista le cae mal, lo manda a descuartizar con una sierra dentro de su propio consulado?

En medio de toda esta guerra entre Trump y los senadores, el mismo Congreso, y la cadena estadounidense CNN obtienen de la propia Inteligencia de Estados Unidos, es decir, Trump no se las dio, que China está dándole toda la tecnología armamentística a Arabia Saudí, es más, que China le está construyendo al país saudí una fábrica de misiles balísticos —recordemos que los misiles balísticos pueden portar cabezas nucleares—.

El Ministerio de Exteriores de China ha contestado que tiene estrecha relación con Arabia Saudí, incluida la de armas y armamento, y que todo lo que hacen es en el marco del derecho sin violar ninguna ley.

La pregunta obligada: ¿Donald Trump y China están ayudando a crear un monstruo lleno de armas? Más aún, aunque Estados Unidos ha sido el mayor proveedor de todo tipo de armas a Arabia Saudí, nunca le ha vendido misiles balísticos.

Estados Unidos, bajo la norma de control de tecnología, no le vende esas armas porque no quiere que Arabia Saudí tenga más poder. Ahí fue cuando China dijo no te preocupes que yo te ayudo con los misiles balísticos.

Yo no imagino, ¿usted imagina qué hará Arabia Saudí cuando tenga las mejores armas? ¿Qué le espera no a un periodista con el que la monarquía saudí no simpatiza, sino a algún país de Oriente Medio que no sea su simpatizante, o qué le espera al mundo entero con un régimen armado hasta los dientes, que además tiene hoy el poder de subir y bajar los precios del petróleo?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted, en su casa, concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México, Colombia y Chicago a la una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/anz/rba

Comentarios