• Detrás de la Razón: ¿Dios envió a Donald Trump? Señales de Fin del Mundo; Israel, Jerusalén y ahora, el Golán
domingo, 24 de marzo de 2019 23:04

Ahora resulta que el presidente de EE.UU., Donald Trump, es un enviado de Dios para proteger a Israel y salvar a los judíos.

Esto superó la ficción, la película, la imaginación, y no es un sueño ni un chiste que se me ocurriera, lo dijo nada más que el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, Mike el torturador, supuestamente súper inteligente porque era el gran jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés).

Pues ahora, es mensajero divino, hágame usted favor. Dijo esto en referencia a lo que Trump ha estado haciendo, primero reconocer a la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) como capital oficial de Israel, después trasladar la embajada de EE.UU., de Tel Aviv a la ciudad palestina de Al-Quds, y ahora, reconocer los altos sirios del Golán, que Israel se robó en la guerra de seis días en 1967, y que a pesar de la condena de todo el mundo, incluido Washington, comenzó a construirle viviendas, edificios, asentamientos.

Las resoluciones del máximo Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU), el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) establecen que es inadmisible lo que hizo Israel con el Golán, que es violatorio e ilegal para la ley internacional, resolución firmada por EE.UU., Rusia, China, Reino Unido y Francia.

No solo eso, sino que todos los presidentes estadounidenses, se han negado a reconocer ese territorio como parte del régimen israelí. Pero una mañana de este marzo, Donald Trump se levantó de la cama y decidió que los altos sirios del Golán deben ser de Israel.

Lo dijo por Twitter además y mañana lunes 25 de marzo, firmará el documento con su reconocimiento oficial. Los líderes del mundo lo han rechazado. Algunos incluso apuntan que Trump está prendiendo la mecha y le está echando gasolina a Oriente Medio con sus resoluciones, en especial, esta última de reconocer el lugar en disputa desde 1967.

La reacción que más alerta es la de Siria, quien promete guerra o lo que sea para recuperarlos: “Nosotros, nuestro ministro de Defensa, el general Ali Abdulá Ayoub, hace unos días dijo que tenemos el derecho a recuperar nuestro Golán, con todos los medios, los medios legales, incluida la fuerza, porque es cuando no tienes otra opción sino que usar la fuerza para recuperar tus derechos, es nuestra obligación. El Golán sirio ha sido ocupado desde 1967, y no vamos a esperar hasta que el señor Trump cambie de idea”, sentencia Bashar al-Yafari, representante permanente sirio en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, feliz, agradeció los gestos trumpianos de embajada Jerusalén-Golán decisiones que enfurecen a palestinos, iraníes y muchos árabes.

¿Qué señales estamos viendo en esta constante agresión de Donald Trump hacia el mundo, hacia el orden al que estamos acostumbrados, hacia la paz?

Si el fin del mundo se acerca, y Trump es el culpable del dolor y sufrimiento, entonces hay que hacerle caso a Mike Pompeo: Trump si fue enviado, pero probablemente no del cielo sino del lado contrario, del infierno. Pero si no, no hay nada de qué preocuparse, todo sigue siendo el show de siempre en el mundo, poderosos buscando saquear más al mundo, que en esta época se pusieron el disfraz de un mujeriego y payaso.

En “Detrás de la Razón”, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la noche; México, doce, y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid.

mhn/sjy/mjs

Comentarios