• Detrás de la Razón: Después del terrorismo y de Estados Unidos ¿qué viene?
sábado, 12 de mayo de 2018 22:02

Lo que parecía no llegar, llegó. El miedo, la zozobra, la sangre, el terrorismo en Irak se está yendo, para tratar de restablecer una normalidad, que aunque en las últimas décadas nunca ha habido de manera sólida, por lo menos el intento y la fe, sí.

Así, en un país donde muchas casas y edificios están en ruinas, mar de sangre que dejó el terrorismo, sobre todo el del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), se realizan las primeras elecciones tras la derrota del terror generalizado.

Cómo queda el país después del terrorismo, y más aún, cómo unas elecciones podrían ser el antídoto contra el terrorismo, y aun más, cómo las elecciones podrían representar a todo ese mosaico multifragmentado por la violencia y por la naturaleza de tantas tribus y etnias que componen Irak, son las principales metas pero también incógnitas que se resuelven en esta elección de una ecuación complicada: terrorismo, Estados Unidos, etnias encontradas.

Esto más a parte los problemas graves de un país malherido que tendrán que encarar y resolver el próximo Parlamento que se elija. 1. La seguridad en el país, las fuerzas policiales luchan 24 horas y están alerta contra el crimen y la violencia. 2. La reconstrucción del país, una infraestructura de miles de kilómetros cuadrados dañada por el terrorismo en 4 años. 3. La reconfiguración social y política que el terrorismo dejó desgajada y en algunas ciudades, destruida; la confianza entre el pueblo y la organización de la ley son vitales.

4. El desempleo: uno de cada 5 iraquíes, menor de 30 años de edad, no tiene trabajo. 5. La corrupción, que provoca rabia del pueblo por ver cómo en los últimos años los gobiernos corruptos han robado y mal administrado los dineros del país. Y, 6. La economía, prácticamente todos los sectores fueron afectados por el terrorismo que además de ralentizarlos les produjo millonarias pérdidas.

Con este panorama, se realizan las elecciones parlamentarias que son cruciales también porque de ahí saldrá el nuevo Parlamento que una vez formado, de ahí saldrá entonces el presidente y el primer ministro del país, elegidos y negociados, no por el pueblo directamente, sino por el Parlamento.

Recordemos que por la composición étnica, el primer ministro de Irak debe ser musulmán chií, el presidente del país, kurdo, y el presidente del Parlamento, suní. Las elecciones en Irak, importantísimas y súper cuidadas, un operativo policial que prohibió que los coches circularan ese día para impedir un atentado terrorista.

En ‘Detrás de la Razón’, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la tarde; México, doce del día, y Colombia, una de la tarde.

mhn/ncl/mkh

Comentarios