• Detrás de la Razón: Cumbre por la Paz, ante la presencia ilegal de EEUU que amenaza la soberanía de Siria
martes, 17 de septiembre de 2019 20:14

Los presidentes de Turquía, Rusia e Irán se reunieron por quinta ocasión en dos años bajo el formato de Astaná, para resolver políticamente la crisis siria.

Los presidentes de Irán, Rusia y Turquía, Hasan Rohani, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, se reunieron el lunes en Ankara (la capital turca) para buscar una salida diplomática al conflicto en Siria que durante 8 años ha desestabilizado al país árabe.

Sobre la mesa la necesidad de encontrar una solución política a la crisis que vive el país. Continuar con la lucha contra el terrorismo, reducir las tensiones, el retorno de los desplazados, el canje de prisioneros, la reforma constitucional, la reconstrucción del país y el fin de la ocupación y la presencia foránea.

Varios archivos y evidencias demuestran que Estados Unidos y la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) dotan de armas a los terroristas en Siria. De ahí la denuncia de Irán y Rusia, que la presencia ilegal de las tropas estadounidenses en Siria amenaza la soberanía del país.

La cumbre se produce en un momento de gran tensión en la provincia de Idlib, último bastión de los grupos armados y terroristas en el noroeste de Siria. Un tema donde Irán y Rusia tienen las principales diferencias con Turquía.

Vladimir Putin consideró que la zona de desescalada en ese país no puede servir como trampolín para provocaciones militares y agregó que se necesitan esfuerzos conjuntos para contrarrestar la amenaza terrorista que se vive en la noroccidental ciudad siria de  Idlib (noroeste).

Putin enfatizó que dividir a Siria en zonas de influencia no puede ser la solución al conflicto, de momento urge evitar que el territorio sirio siga siendo refugio para extremistas y un caldo de cultivo de provocaciones armadas.

Irán, Rusia y Turquía coinciden en la necesidad de resolver la crisis siria por la vía política y no militar y piden mayor participación y compromiso de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Esperan que la ONU desempeñe un rol más activo en la cooperación humanitaria en Siria y ayude a restaurar la infraestructura del país.

En la cumbre se propuso crear un comité constitucional en Siria, cuyos participantes deben actuar de forma independiente y sin presiones externas. De momento, la solución al conflicto en Siria está sobre la mesa, mientras en la orilla este del rio Éufrates la situación sigue muy tensa.

Por: Juan Gabriel Gordín

mhn/nii/

Comentarios