• Detrás de la Razón: ¿Cuál fue la razón por la que Rusia y Siria dejaron escapar a los terroristas?
lunes, 2 de abril de 2018 22:17

Se veía desfilar caravanas de tanques, esto es ya impresionante; más de cien y con sus ruidosas cadenas, así llegaron en fila para dar la batalla dura; aparte las tropas de élite fuertemente armadas, fue la receta del Gobierno de Siria que aplicó contra los terroristas en Guta.

Cinco semanas de fuego, plomo y esfuerzo, más el apoyo ruso, hicieron que los terroristas comenzaran a retroceder, el Ejército se fue haciendo poco a poco de barrios enteros hasta que los terroristas quedaron arrinconados.

Ante el fuego intenso, el Gobierno negoció acuerdos con los grupos terroristas, dejarlos escapar y salir, a cambio de qué dejaran escapar a miles de personas atrapadas o secuestradas por el fuego cruzado, por la imposibilidad de pasar ante la destrucción y sobre todo, por estar reclutadas como escudos humanos para defender a los grupos terroristas.

Así se comenzaron ir en los últimos diez días, los principales tres grupos terroristas: Faylaq al-Rahman, Ahrar al-Sham, y al último, porque no se quería ir Yaish al-Islam.

“Unos 1500 insurgentes y 6000 de sus familiares abandonaron este jueves pasado la ciudad de Harasta, en el este de Guta, bajo un acuerdo de evacuación”, reportaba la propia oficina de información militar de Hezbolá (Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano).

Los elementos takfiríes (extremistas) viajarán en dos tandas hacia Idlib, un bastión importante de los grupos terroristas en Siria. Y así se hacían largas colas en el éxodo, gracias a los corredores de seguridad donde no se disparaba y a las treguas humanitarias que se hacían por varias horas durante el día.

“Las pausas humanitarias de Guta Oriental en colaboración con el Centro ruso (para la Reconciliación) fueron evacuadas más de 150.000 personas”, comunicaban las autoridades rusas. Hoy, todo esto, finalmente acabó. El último acuerdo fue con los rebeldes de Yaish al-Islam para que dejaran la zona de Duma, al ver quizá que el Ejército de Siria armaba planes para la estocada final con un asalto de todo poder.

Todo esto sucede dentro de Guta Oriental, así se llama el área que hace unas semanas estaba infestada de terroristas. El gran desfile entonces de rebeldes, milicianos y terroristas en autobuses, con todo y sus familias y armas, va rumbo hacia el norte sirio, Idlib.

¿Qué hay ahí? ¿Por qué ahí? Todo indica que escogen ese lugar por varias razones estratégicas. Esa área está controlada por grupos armados de oposición que quieren derrocar al presidente sirio, Bashar al-Asad, esa área además está cerca de la frontera, están cerca de Turquía, desde donde se han financiado parte de las armas de los terroristas, están en un cruce de caminos que facilita acceso a diferentes partes de país, entonces van todos para allá.

¿Qué sigue? ¿Cómo reconstruirán esas ciudades esqueletos en la Guta Oriental? ¿Quién pagará? ¿Falta Idlib, la guerra ha terminado? ¿Cómo protegerá el Gobierno que no vuelva a estallar el terrorismo?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la tarde; México, doce del día, y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

xsh/ncl/rba

Comentarios