• Detrás de la Razón: ¿Cuál es el secreto de las células que investigaba el científico arrestado en EEUU?
miércoles, 23 de octubre de 2019 23:00

El doctor Masud Soleimani se encuentra entre el 1 % de los científicos más citados en investigación de células madre y medicina regenerativa, que ha cooperado con diferentes universidades de todo el mundo durante años.

El 25 de octubre de 2018, un avión que transportaba al profesor iraní con destino a Estados Unidos, en una misión de investigación, aterrizó en un aeropuerto de Chicago. Ahí lo esperaban ya los agentes del Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés).

Un año después, el científico de células madre permanece encarcelado sin un juicio justo. El profesor iraní, de 49 años e investigador biomédico de la Universidad de Tarbiat Modares de Teherán, viajaba con una visa estadounidense emitida por invitación del famoso centro de investigación mundial, la Clínica Mayo, en Rochester, que había invitado al científico iraní a dirigir un programa de investigación sobre el tratamiento de pacientes con accidente cerebrovascular.

Los fiscales en Atlanta acusaron a Soleimani, que trabaja en investigación de células, y a dos de sus antiguas estudiantes de conspirar e intentar exportar materiales biológicos de Estados Unidos a Irán sin autorización, en violación de las sanciones estadounidenses.

Las dos estudiantes fueron acusadas en un tribunal y liberadas después de pagar la fianza porque tenían la ciudadanía estadounidense. Los fiscales federales afirman que el intento de transporte del material biológico fue ilegal y obtuvieron en secreto una acusación contra Soleimani en junio de 2018, un mes después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, reimpusiera las sanciones económicas contra Irán.

¿Este es un caso de comercio ilegal, de ciencia misteriosa o de la máxima presión política que ejercen los halcones de la Casa Blanca contra la nación iraní?

No se pierdan ahora este nuevo capítulo de Detrás de la Razón. Recuerden que nosotros ponemos y ustedes disponen, les ofrecemos los elementos del problema y ustedes deciden cuál es la verdadera interpretación o realidad, diferente, opuesta o igual a la que nos cuentan.

Por: Roberto de la Madrid

fdd/anz/mkh

Comentarios