• Detrás de la Razón: Bashar al-Asad defiende Idlib mientras Erdogan amenaza con capturarlo
martes, 3 de marzo de 2020 22:28

Turquía derribó un avión de combate sirio, y luego otro, y otro más, sobre la asediada provincia de Idlib, ubicada en el noroeste de Siria.

El Ministerio de Defensa de Turquía dijo que el avión turco F-16 había derribado un avión de combate L-39 perteneciente al Gobierno sirio. La agencia oficial siria de noticias SANA confirmó que un avión había sido “atacado”. Turquía derribó dos aviones sirios más el domingo.

El llamado opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) informó que el avión fue derribado por un F-16 turco y se estrelló en el suelo en una zona controlada por el gobierno al sur de la provincia de Idlib.

Por separado, SANA dijo que las fuerzas del Gobierno sirio habían eliminado a los grupos terroristas respaldados por Turquía de las aldeas y ciudades de Joubas, Trinbeh, Dadikh y Kafr Batikh en el área de Saraqib, en el campo sureste de Idlib.

El lunes, soldados del Ejército sirio y sus aliados entraron en la estratégica ciudad de Saraqib después de violentos enfrentamientos con los extremistas y golpearon severamente sus posiciones y líneas fortificadas.

Saraqib tiene una importancia estratégica, ya que domina la autopista internacional Alepo-Damasco (M-5) de 450 kilómetros. La carretera comienza en el sur de Siria, cerca de la frontera con Jordania, y se extiende hacia el norte hasta la ciudad de Alepo (noroeste), cerca de la frontera turca.

Desde 2012, la autopista M-5 había sido controlada por grupos milicianos y ha sido una línea de referencia en el mapa de la guerra. Hoy, todo indica que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, está furioso porque el Ejército sirio avanza y no lo deja tomar el control de Idlib.

Las tropas del Ejército sirio y sus aliados establecieron el control sobre la carretera el 10 de febrero después de asestar fuertes golpes a los terroristas takfiríes al sur y al oeste de Alepo. La ofensiva en curso de Siria en Idlib se lanzó en agosto de 2019 para expulsar a los terroristas de su último bastión principal en el país árabe después de repetidos ataques contra posiciones sirias y rusas.

En virtud de un acuerdo alcanzado entre Turquía y Rusia en el complejo de Sochi en el Mar Negro en septiembre de 2018, las tropas turcas se desplegaron en Idlib y establecieron puestos de observación allí. El acuerdo requería que Ankara expulsara a los terroristas takfiriíes de la provincia noroccidental de Idlib.

Pero, a más de un año del acuerdo de Sochi, los terroristas gobiernan Idlib cerca de las tropas turcas. Turquía ha desplegado tropas masivas y equipo militar en las últimas semanas para evitar que las tropas sirias avancen para expulsar a los terroristas, afirma el Gobierno sirio.

Por otra parte, Rusia dice que no dejará de luchar contra el terrorismo en Siria junto con el Gobierno de Damasco debido a las preocupaciones europeas sobre una nueva afluencia de refugiados en el continente.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, en una conferencia de prensa junto a su homólogo finlandés, Pekka Haavisto, en Helsinki, la capital de Finlandia, dijo: “Entendemos cuán grave es el problema de los refugiados y la inmigración ilegal para la Unión Europea (UE), pero no podemos detener la lucha contra el terrorismo para resolver el problema de los refugiados”.

El máximo diplomático ruso dijo que la solución a las amenazas de una nueva crisis de refugiados en Europa es defender los acuerdos alcanzados en 2018 entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyib Erdogan, en ciudad rusa de Sochi sobre la desmilitarización de Idlib.

Los dos líderes se reunirán el jueves en Moscú, la capital rusa, para discutir la situación, será una reunión clave que definirá el futuro de la región y la disminución o el aumento de la posibilidad de una conflagración militar mayor.

“Desafortunadamente, estos acuerdos aún no se han completado, pero esperamos que la próxima reunión entre Putin y Erdogan encuentre una manera de acercarse a ese momento”, dijo Lavrov. Además expresó su esperanza de que la UE “no olvide la amenaza terrorista, que está creciendo en el Asia Occidental y la región de Idlib”.

Rusia ha estado prestando apoyo aéreo a las operaciones terrestres de Siria contra militantes y terroristas takfiríes desde septiembre de 2016. Los comentarios de Lavrov se referían específicamente al poder aéreo de respaldo que Moscú proporciona para el Ejército sirio en la provincia de Idlib, último bastión de los terroristas y grupos armados en el país árabe.

¿Qué pasará y cómo llegamos hasta esta crisis? Preguntemos. Le recuerdo que han cerrado una y otra vez, todas las cuentas de HispanTV en YouTube, incluso hasta la de Twitter. Pero no se preocupe, la cuenta oficial de un servidor, sigue abierta en YouTube.

Búsquela por favor, apóyenos, búsquela por el nombre de “Detrás de la Razón oficial Roberto de la Madrid” aquí le ponemos el link: https://t.co/M8G9UiRlnV.

Ahí seguimos a sus órdenes y le suplico que reparta el link a todos los que pueda para que no crean que hemos cerrado y para que se siga difundiendo otra versión de la realidad diferente a los noticieros comerciales.

Por Roberto de la Madrid.

mhn/nii/

Comentarios