• Detrás de la Razón: Asesinato de Soleimani
martes, 7 de enero de 2020 0:31

Millones de iraníes han abarrotado las calles de Teherán para rendir homenaje al comandante más destacado de Oriente Medio y mente maestra militar de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, asesinado el viernes por orden del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Un enorme mar de dolientes, que fluía de todas las calles adyacentes en temperaturas heladas, descendió el lunes por la mañana en la icónica Plaza Engelab en el centro de Teherán (capital), antes de unirse a la Torre Azadi en el oeste de la capital.

Cantando “Muerte a Estados Unidos” y “Muerte a Israel”, portaron retratos de su héroe nacional cuyo asesinato en un ataque aéreo estadounidense en el aeropuerto de Bagdad ha generado un torrente de ira y patriotismo en Irán y otros lugares, con vociferantes llamadas de venganza.

Un reportero de la televisión estatal de la República Islámica de Irán dijo que no había visto tanta gente en 20 años en Teherán, donde las ocasiones importantes suelen atraer a millones de personas.

El líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, dirigió las oraciones sobre el ataúd del general y los restos de sus compañeros, con sito en la Universidad de Teherán; ahí su voz se quebró varias veces con emoción soltando el sollozo y la lágrima, lo que provocó el llanto de la multitud. Los ataúdes del general Soleimani y el comandante iraquí Abu Mahdi al-Muhandis, segunda cabeza de mando de las Fuerzas Populares de Irak, quien también fue asesinado en el ataque del viernes, fueron cubiertos con sus banderas nacionales y pasaron de mano en mano sobre las cabezas de los dolientes.

mag/ncl/hnb

Comentarios