• Detrás de la Razón: ¿Anticristo o líder? El destino de EEUU y el mundo entero vía Donald Trump
martes, 16 de julio de 2019 21:06

La tragedia viene cuando siguen a un líder que no comparte los valores humanos ni la idea de igualdad, sino que promueve el egoísmo, el supremacismo, el racismo.

Sigan al líder. Desafortunadamente para el fenómeno humano, el comportamiento colectivo sigue este patrón. La tragedia viene cuando siguen a un líder que no comparte la hermandad, los valores humanos ni la idea de igualdad, sino que promueve el egoísmo, el supremacismo, el racismo.

El resultado final es un odio controlado y enfocado masivamente no solo para controlar un país, sino para lanzar una campaña de expansión en el mundo: la Alemania nazi. Este es el peligro de seguir al líder, ya sea de una organización sindical, de una ONG, o incluso si es “La luz del mundo”.

Los valores individuales se diluyen ante la creencia y fe de que el líder traerá la bonanza de nuestros deseos reprimidos y de nuestros fracasos económicos. La identificación con el líder es muy simple, si me promete lo que no tengo y que siempre he querido, basta.

Donald Trump así ganó en las elecciones presidenciales pasadas en Estados Unidos, levantando la esperanza en esos olvidados por los que profesan la pluralidad y el globalismo, y que por ende, quedaron lejos de la bonanza económica. ¿Quiénes? Los campesinos, empresarios supremacistas, agricultores, gente de pueblo, gente no cosmopolita, no educada ni acostumbrada a aceptar la mezcla racial: los supremacistas blancos. Y su nuevo líder cayó como anillo al dedo.

Mr. Donald Trump, pelirrojo, magnate, patán, humillador, macho y manipulador de masas, que además puede ser un héroe para todo aquél que busca en la vida dinero, éxito económico o fama.

El mandatario estadounidense para ese tipo de gente, tiene la clave de la felicidad. Con eso basta para explicar su éxito, y que el señor esté en el poder, y que quizá se reelija. Con eso basta para explica, cómo Trump se divierte humillando y despreciando a todos los migrantes, morenos, negros que no comulguen ideas como las de él.

Dicho esto, el último episodio repugnante y vomitivo es haber enviado verbalmente a 4 congresistas de su propio país (EE.UU.), a sus países de donde tienen raíces, menospreciándolos y menospreciándolas. Bajo la idea que expuse al principio, lejos de si es correcto o no, o ético o no, esto es sin duda un grave peligro, ya lo sabíamos pero se pone peor.

Si de medio se matan entre ellos mismos dentro de EE.UU., bueno, es un asunto interno que solo ellos deben resolver, pero si esta es la ideología con la que creen tienen el derecho de gobernar el mundo, de imponer sanciones y reprimir países, quizá estemos viendo el nacimiento de un nuevo loco que explote bombas reales contra la paz mundial.

Ya conocíamos al loco anterior, que ha prendido fuego económico a todo el mundo. Ahora vemos que ataca sin piedad a sus propios ciudadanos y que está dividiendo EE.UU. y poniéndolo en un río peligroso y negativo. Si eso hace con su país.

En “Detrás de la Razón”, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México, Colombia y Chicago a la una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

mhn/lvs/hnb

Comentarios