• Detrás de la Razón: Alarma de guerra; Rusia vs EEUU, Trump amenaza a Venezuela y México por López Obrador
domingo, 3 de marzo de 2019 20:58

En este programa, ¿Usted cree que Estados Unidos tiene fácil la victoria si invadiera y atacara militarmente Venezuela?

El plan es estudiado centímetro a centímetro analizando todas las consecuencias, preparándose para invadir, es más o menos lo que podemos deducir de la alerta que hace el mundo Rusia. El canciller ruso, Serguéi Lavrov, asegura que EE.UU. se está preparando para el ataque.

Su método, Elliot Abrams, halcón estadounidense con la tarea de desestabilizar interna y socialmente el territorio venezolano: “Él se ocupa exclusivamente de aumentar las tensiones que podrían crear una situación que provocaría —como lo quiere EE.UU.— una explosión en Venezuela, un derramamiento de sangre, y así justificarían la intervención militar”, explica el canciller ruso.

Más aun, que Donald Trump ordenó comprar armas de algún país postsoviético de Europa del este para enviarlas a Colombia y Venezuela y poder armar y crear así, el nuevo Ejército de Liberación Nacional de Venezuela con el fin de derrocar al presidente Nicolás Maduro. En este sentido, la parte rusa ha expresado su preocupación acerca de los planes de Washington de armar a militantes para desestabilizar la situación en Venezuela, según Lavrov.

Hay información que apunta que EE.UU. planea comprar en un país de Europa del Este morteros, sistemas de defensa aérea portátiles y una serie de otros tipos de armas y enviarlos a las zonas más cercanas a Venezuela, apunta Lavrov en la prensa rusa.

A esto hay que agregarle la publicación del senador Marco Rubio de la fotografía de Muamar Gadafi, el dictador de Libia, en dos poses, una en una silla vestido de lujo y otra muerto y ensangrentado, que inmediatamente de acuerdo a lo que ha dicho Rubio, insinúan la amenaza directa a Maduro.

Por si fuera poco, Andrew McCabe, exdirector del Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés), reveló hace unos días en una entrevista con MSNBC que desde el 2017 había conversaciones secretas con Trump donde planeaba ya una guerra contra Venezuela para quedarse con el petróleo.

Sí los comentarios del presidente en la habitación, fueron yo no sé por qué no estamos viendo Venezuela. Por qué no estamos en guerra con Venezuela. Ellos tienen todo el petróleo y justamente están en nuestra puerta trasera, y pregunto yo ¿Acaso esto no confirma que EE.UU. no está interesado para nada en la democracia sino en robar a Venezuela? Mientras Juan Guaidó reta a Maduro al regresar a Venezuela donde la Justicia le había prohibido abandonar el país.

Guaidó se reunió con las autoridades de Colombia y Brasil para preparar el siguiente paso en el intento de sacar a Maduro del poder, argumentando democracia y transparencia para Venezuela. Maduro por su parte explica todo en una sola frase en entrevista con ABC, el gobierno extremista del Ku Klux klan que dirige Trump quiere una guerra por el petróleo.

En el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), la propuesta de EE.UU. de querer nuevas elecciones para Venezuela, ganó la mayoría en el consenso internacional, pero Rusia y China usaron su poder de veto para que no se implementara, acusando directamente al Gobierno de Trump de querer atacar militarmente.

Está más claro que el agua que el único objetivo de Washington en Venezuela no es resolver el problema ni le importa la gente, sino que busca un cambio de régimen incluso mediante intervención militar, cantó Vasily Nebenzya, representante de Rusia ante las Naciones Unidas, a lo que contestó Elliot Abrams, enviado especial de EE.UU. para el caso Venezuela: “Rechazo completamente, de arriba a abajo, las acusaciones de que queremos una intervención militar, una acusación que [hace Rusia], un país que tiene ocupados los territorios de Georgia y Ucrania, en Osetia del Sur, en Abjasia y en Crimea”.

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la noche; México, doce, y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/rha/alg

Comentarios