• Detrás de la Razón - Trump quiere el mundo para los blancos, amenaza el orden mundial
lunes, 15 de enero de 2018 22:59

El hoyo de excremento, por decir la palabra aceptada por la biología y la Real Academia Española, y por no decir la palabra más grotesca, que significa lo mismo pero de la forma más vil y humillante, más cuando se le dice así a la patria de usted, al suelo que le dio a luz a usted, a su pueblo, a su nación.

Creo que basta esta descripción para que nos demos cuenta que el problema es muy grave cuando alguien se refiere así a nuestro país, y mucho más grave cuando es el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que insulta así y humilla así a varias sociedades del planeta.

Países de África o de Centroamérica, El Salvador y Haití, son lugares de cloaca. Es quizá uno de los insultos más grandes, de esa dimensión, sin ton ni son, hechos en la historia contra países donde sus pueblos han tratado de salir adelante ante el sufrimiento. Como sea, Haití se ha sobrepuesto al castigo como a nadie más, de los huracanes y terremotos; o El Salvador a la pobreza o criminalidad, ocasionada en gran medida por EE.UU.; o África donde hay sociedades con sonrisa amigable apagada por un imperialismo que ha cerrado los ojos ante la esclavitud de la pobreza.

Es imposible, impresentable e imperdonable que el líder de una de las potencias del mundo se exprese de esa manera de otros grupos de seres humanos. Desde la ciencia, por genética, todos somos iguales, en esencia, estructura y biología; desde cualquier religión, desde la ética, o desde cualquier área de estudio, la igualdad y la justicia que emanan del ser humano nos conduce al reconocimiento de nuestra esencia que es la misma para todos.

Que abandonar este pensamiento no significa más que la generación de la violencia y la guerra, cosa probada no por mí, sino por la historia universal que ha visto cómo por sentirse superiores, los seres humanos comienzan a disparar sobre otros. Es grave lo que está haciendo Trump al menospreciar a sociedades enteras.

El problema no es por qué lo dijo, porque ya sabemos quien es Trump, sino las consecuencias de lo que está haciendo, cómo repercute la política que adoptó al llegar al poder, pero sobre todo y más que todo, el problema quizá no sea Trump, sino lo que hace el mundo, qué hará el mundo qué debe hacer el mundo y qué hizo el mundo para tener a uno de los líderes terrestres insultando a las sagradas razas que habitan el planeta.

Las palabras de Trump fueron reveladas por varios medios de comunicación, y lo peor, el presidente, dijo "¿Yo? ¿Cuándo? no fui grosero, y soy el presidente menos racista. Pero los senadores que estuvieron en la reunión, salieron a confirmar que efectivamente el pelirrojo había atacado a los pueblos latinos.

¿Qué lección deja esto al mundo? ¿Cuál es la tarea del planeta ante estas declaraciones? Hace unas horas el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, ha acusado a los Estados Unidos de desestabilizar al mundo, publicando una lista de agravios hechos por el señor Trump, desde los insultos a Corea del Norte hasta la animadversión contra Irán.

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/hnb

Comentarios