• Detrás de la Razón - Niños en la mira de una ‘guerra absurda’ en Yemen
sábado, 30 de diciembre de 2017 22:41

Yemen: la nación en donde el sufrimiento parece no tener fin. Hace pocos días revisábamos la situación en este país, luego de cumplirse 1000 días del asedio saudí en su contra.

Aunque de su realidad poco se habla en los medios de comunicación y en el mundo entero, no se puede pretender tapar el sol con un dedo. Aunque el derecho internacional prohíbe durante conflictos bombardeos contra la población civil, contra viviendas o edificios civiles, contra instalaciones médicas y artefactos explosivos dirigidos hacia áreas con población civil, pareciera que las fuerzas de la coalición saudí hacen caso omiso a esto.

Tan solo en los últimos días de diciembre, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) resaltó que los ataques aéreos a Yemen dirigidos por Arabia Saudí han matado a unos 109 civiles. Víctimas dentro de las cuales se encuentran infantes.

Diversas organizaciones han reflejado que es precisamente la población civil la que se lleva la peor parte de la violencia en esta nación. A esto hay que agregar que además de causar muertes y heridas a miles de civiles, el conflicto ha exacerbado una crisis humanitaria que ya era delicada, producto de años de pobreza y mal gobierno.

Precisamente hablando de los niños, son ellos quienes sufren más las incidencias de la guerra. Algo bien sabido, pero certificado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) al decir que el 2017 fue el peor año para los infantes yemeníes.

Tan sólo en diciembre más de 80 niños resultaron heridos o fallecieron por enfrentamientos, Cólera o desnutrición. Mientras unos 7 millones de ellos padecen hambruna y más de 900 mil sufren de Cólera a causa de la crisis humanitaria, el conflicto armado y la pobreza extrema.

A la luz de los hechos, todo parece indicar que ni el sufrimiento infantil es suficiente para frenar la indolencia de una guerra innecesaria y absurda, como la llamó el coordinador para Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas en Yemen, Jamie McGoldrick.

Lo cierto es que de los 27 millones de habitantes que tiene el país, unos 22 millones están necesitando asistencia humanitaria. A la preocupación y los llamados de la ONU y organizaciones pro derechos humanos, también se unió el presidente de Francia.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, sostuvo un diálogo telefónico con el rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, instándole a levantar por completo el bloqueo para permitir la entrada a Yemen de ayuda humanitaria y los bienes comerciales.

En un país donde el 90 % de los alimentos son importados, un bloqueo termina siendo una táctica letal, y desde hace 2 años y medio a través de esta acción de la monarquía saudí, son imposibles las importaciones comerciales de alimentos y combustible. Ahora con la crisis agravada, la ayuda de las organizaciones humanitarias también se dificulta. Aunque en noviembre fue reaperturado el puerto de la ciudad de Adén (suroeste de Yemen), no es suficiente.

Aunque la ONU ha advertido que la situación en Yemen podría llegar a ser la más grande hambruna ‘que el mundo haya vivido en muchas décadas’, y a pesar de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) le haya pedido a la alianza militar comandada por Arabia Saudita que ponga fin al bloqueo de los puertos y los aeropuertos, el 2017 se irá y quedará pendiente una solución efectiva a lo que hoy sigue viviendo este país.

En ‘Detrás de la Razón’ los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es descubrir los ángulos que no dicen los gobiernos ni los medios de comunicación.

El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la tarde; México y Colombia, una de la tarde.

Por Danny Pérez Díaz.

mhn/ncl/mkh

Comentarios