• Cámara al Hombro - Peligro de desierto en España
miércoles, 8 de noviembre de 2017 6:23

En España, más de 4000 municipios tienen problemas de despoblación. El envejecimiento de sus ciudadanos ha hecho que muchos de estos pueblos hayan optado por ofrecer ayudas a quienes están dispuestos a vivir en ellos.

Especialmente si tienen hijos o prevén tenerlos. Muchos latinoamericanos han optado por esa vida en el campo.

Como cada mañana, Mariana conduce 6 kilómetros hasta el pueblo de Camañas. Mariana es ecuatoriana y reside en España desde hace 12 años, cuando llegó con toda su familia. Es una de las hispanas que ayuda a que miles de pueblos españoles no se queden desiertos y despoblados.

Mariana trabaja en la granja porcina de Camañas, uno de los motores económicos de la comarca, y que da trabajo a una quincena de personas.

No muy lejos de la granja, Vicente llega al corral donde pasan la noche sus ovejas. Además de pastor y agricultor, Vicente fue alcalde de Camañas durante 20 años. En esas dos décadas, se marcó una meta: evitar que el pueblo se quedase sin habitantes.

Durante las décadas de los 50 y 60 del siglo pasado, los pueblos españoles se vaciaron. Las grandes ciudades atraían como un imán a familias enteras que buscaban mejorar sus vidas. Atrás quedaban las personas de mayor edad y unos pueblos que se han ido marchitando poco a poco. Por ello, la prioridad de Vicente era mantener abierta la escuela, que estaba herida de muerte.

Hoy, la escuela de Camañas cuenta con 14 niños. La supervivencia del pueblo está asegurada… de momento. Y todo, gracias a las políticas llevadas a cabo por Vicente. Entre sus iniciativas, atraer familias hispanas. Primero, argentinas, y después de otras nacionalidades.

En España más de 4000 municipios tienen problemas de despoblación. El envejecimiento de sus ciudadanos y la emigración a las ciudades amenaza a estos municipios de menos de 500 habitantes con quedarse desiertos en un futuro no muy lejano. Por ello, muchos de ellos ofrecen ayudas a quienes deciden comenzar una nueva vida en el campo.

Tras varias semanas de dudas, y después de visitar varios pueblos que se ofrecían a acogerles, el destino les condujo a Camañas.

akm/anz/rba

Comentarios