• Cámara al Hombro - NORILSK, una de las ciudades más contaminadas del
sábado, 31 de diciembre de 2016 4:50

El siguiente vídeo nos lleva hasta una de las regiones más frías del planeta, en la Siberia rusa, donde hay una ciudad de unos 230.000 habitantes, a la cual es muy difícil acceder.

Para llegar hasta ella se necesita un permiso especial que no siempre es fácil de conseguir. Esta ciudad, además de ser la urbe ubicada más al norte del planeta, es también una de las más contaminadas por sus actividades mineras, entre ellas la extracción y procesamiento de níquel.

Al norte de Siberia, en Rusia, existe una ciudad que no tiene caminos para llegar… “Norilsk”. Está localidad ubicada al norte el Círculo Polar Ártico es la ciudad más al norte del mundo, ya que su población supera los 200.000 habitantes; algo curioso es que los extranjeros pueden visitarla solamente tras recibir una invitación especial y no siempre es fácil conseguirla.

Esta ciudad tiene una enorme actividad minera sobre todo de níquel, por lo que más de un 60 % de sus habitantes trabaja en empresas mineras; la compañía de Rusia “Norilsk Nickel” ofrece la mayoría de plazas de trabajo en esta localidad, al mismo tiempo contamina en gran proporción el medioambiente.

La ciudad siberiana de Norilsk ha obtenido el triste título de ser una de las peores ciudades del mundo para vivir, sin embargo, sus habitantes afirman que es una ciudad como cualquier otra y hasta tal vez mejor que muchas importantes ciudades de Rusia, ya que nunca falta trabajo.

Norilsk es una ciudad de difícil acceso, sin embargo, la ciudad no registra carencia de productos tropicales como naranjas, mandarinas, banas entre otros, pese a que la única forma de abastecer a los habitantes con este tipo de productos es por vía marítima o aérea.

Frecuentemente, en la ciudad se registran acontecimientos populares que permiten a la población salir de su vida cotidiana y olvidarse de que viven en una ciudad a la que muchos no desearían viajar por temor a dañar su salud.

Las medidas para mejorar las condiciones climáticas ya están siendo un realidad en Norilsk. La empresa de Rusia “Norilsk Nickel” ha dado el primer paso para mejorar la situación ambiental. En junio de 2016 cerró una de las más importantes fábricas que se encargaba del proceso para la obtención del níquel, esta fue construida en los años 40 del siglo pasado y cada año emitía más de 400.000 toneladas de dióxido de azufre.

akm/anz/msf

Comentarios