• Cámara al Hombro - Nicaragüense, disfrazado de Santa Claus, convierte en realidad los deseos de cientos de niños del país
sábado, 6 de enero de 2018 6:00

Las festividades de fin de año se convierten en fechas especiales para recibir regalos, compartir en familia y algunos ven esta celebración como la plataforma para hacer obras sociales. Pero esta temporada no todos la viven igual.

Cientos de niños en Nicaragua, que provienen de familias de escasos recursos no reciben ningún juguete, ni estrenan ropa o calzado y tampoco cuentan con una cena especial. Ante esa realidad, un nicaragüense decidió vestirse de Santa Claus para llevar obsequios a los barrios más pobres de ese país. Su mayor satisfacción es dibujar una sonrisa en los rostros de los niños que reciben los presentes.

Estos niños ya no pasarán la temporada de fin de año tristes, deseando recibir un juguete, calzado o ropa porque este 2017 recibieron una grata visita.

Hasta la comunidad La Curva, ubicada en el municipio de Niquinohomo en Masaya, a 57 kilómetros de la capital nicaragüense; llegó Santa Claus Nica, quien sorprendió a los pequeños de esta zona con los regalos que siempre soñaron tener, ya que las limitaciones económicas de sus familias les impiden a los menores recibir un obsequio cada año.

Víctor Rosales, conocido como Santa Claus Nica, fue quien organizó esta distribución de juguetes. Con su iniciativa logra que muchos niños dibujen una sonrisa en su rostro.

Desde hace 28 años, realiza estas actividades. Su inspiración por llevar presentes a los niños pobres le nació porque cuando él era pequeño su familia no tenía los recursos económicos para poder comprarle un  juguete.

Este personaje, que se ha convertido en una referencia en Nicaragua, ahora también recibe apoyo de organizaciones y embajadas, quienes donan juguetes para que Santa Claus Nica los distribuya en las zonas más necesitadas.

Este personaje, que se ha convertido en una referencia en Nicaragua, ahora también recibe apoyo de organizaciones y embajadas, quienes donan juguetes para que Santa Claus Nica los distribuya en las zonas más necesitadas.

Algunos padres de familia se muestran agradecidos al ver que sus hijos además de recibir juguetes, también obtienen útiles escolares que usarán el próximo año. Sus condiciones económicas no les permiten otorgar regalos a sus pequeños.

Víctor Rosales asegura que la ayuda que el destina a las zonas más pobres de Nicaragua lo hace sin interés alguno.

A finalizar este año, este personaje espera entregar más de 13.000 juguetes en el Pacífico, centro y regiones del Caribe de Nicaragua.

akm/rha/hnb

Comentarios