• Cámara al Hombro - Migración de los indígenas Ngöbe para trabajar en la cosecha de café
domingo, 16 de abril de 2017 2:56

Desde septiembre a marzo, miles de indígenas Ngöbe-Buglé cruzan la frontera de Panamá a Costa Rica para trabajar en las cosechas de café, una actividad que ha venido en aumento, pero que cada vez deja menos dinero a los trabajadores migrantes.

El éxito internacional del café de Costa Rica se sostiene en gran medida en las manos de los migrantes, cada año trabajadores de Nicaragua y Panamá vienen a las zonas de cultivo en busca de mejores oportunidades.

Cifras no oficiales hablan de que cada año más de quince mil personas se trasladan de las comunidades Ngöbe-Buglé de Panamá a Costa Rica para recoger los frutos del café en todo el país, una migración que en promedio tiene un costo de 100 dólares por persona y que deben deducirse de las ganancias por el trabajo en las cosechas.

En medio de las montañas de la zona de San Marcos de Tarrazú, encontramos a los últimos trabajadores de las comunidades indígenas de Panamá, es el fin de la cosecha y esperan aprovechar los últimos días para ganar un poco más y regresar con algún ahorro a sus hogares.

Además de las migraciones temporales está también el caso de los trabajadores que se han quedado de forma permanente en el país, como el caso de Julián, que ahora supervisa el trabajo de sus compañeros en épocas de cosecha.

La industria cafetalera costarricense no ha sabido reconocer la importancia de una mano de obra calificada, que durante décadas ha debido cruzar una frontera impuesta por el hombre blanco en su territorio buscando mejorar sus condiciones de vida, ante la indiferencia y el racismo de los gobiernos.

akm/ctl/msf

Comentarios