• Cámara al Hombro - Los niños de la pólvora en Guatemala
sábado, 30 de diciembre de 2017 6:10

Ubicado a unos 40 kilómetros de la ciudad capital de Guatemala se encuentra el municipio de San Raymundo, aquí la mayor parte de sus habitantes se dedican a la fabricación de juegos pirotécnicos, sobre todo en diciembre de cada año y las semanas previas, las mujeres en su mayoría indígenas reconocen que por generaciones han realizado este trabajo.

Apenas empiezan a tener nociones de la vida los pequeños empiezan a tomar parte de la flota de trabajadores en San Raymundo, sin embargo la falta de oportunidades de empleo para los padres es la puerta de entrada a este mundo que los atrapa de por vida.

La elaboración es compleja y tediosa, los y las fabricantes impregnan los hilos con un líquido viscoso preparado con nitrato de potasio, yuquilla y carbón para las mechas, que es altamente inflamable al igual que la pólvora.

Cada uno tiene tareas asignadas, el corte de los tubos de papel para posteriormente rellenarlos de pólvora está a cargo de un adulto que utiliza un machete afilado para el corte, luego se integran las mechas previamente preparadas y con una especie de punta de metal comprimen la pólvora para que la presión de los tubos y la mecha encendida hagan explotar el pequeño artefacto que en masa ha sido junto a los depósitos de pólvora mal manejada la causa de decenas de muertes de niños.

Aunque la venta a la que se refiere María es la de cohetes porque ellos ganan más, mientras Alexander dice que quiere ser maestro, al igual que su hermana empezó a los cuatro años a fabricar cohetes. La procuraduría de los Derechos Humanos está enterada de los grandes problemas que arrastra San Raymundo.

Conversamos con el procurador de los Derechos Humanos sobre el tema y únicamente dijo que tratarán de exhortar a las autoridades a revisar los protocolos de seguridad y al Ministerio de trabajo por el tema de la niñez.

El gobierno se ha desentendido de los aproximadamente ocho mil trabajadores de la pólvora que han pedido tierras para cambiar la forma de vida y las de sus descendientes, pero a la fecha no han obtenido respuesta.

akm/rha/tas

Comentarios